Alessandro Lucarelli dijo que no "tienen las condiciones para poder jugar como se debe"

 28 febrero, 2015

Parma, Italia

El capitán del Parma Alessandro Lucarelli teme que el atribulado club de la Serie A de Italia desaparezca la próxima semana.

Parma, que ya ha sido vendido dos veces esta temporada, está al borde de la quiebra y ha tenido que posponer sus últimos dos partidos de liga.

"Hay una reunión pautada para el 6 de marzo, (pero) no sabemos si llegamos al 6 de marzo. Y para quienes están a cargo, el problema de Parma no es la gran cosa", dijo Lucarelli en una rueda de prensa este sábado que dio junto al técnico Roberto Donadoni. Ambos explicaron las razones por las que el partido del domingo ante Genoa debió ser pospuesto.

"Ya veremos lo que ocurrirá esta semana que viene. Ignoro lo que pueda pasar entre ahora y el 6 de marzo. Pero no tenemos las condiciones para poder jugar como se debe", dijo Lucarelli. "Espero que alguien pueda resolver esta situación. Tenemos promesas que podrían irse a cambio de nada si las cosas se ponen peor y los buitres ya están acechando".

El partido del pasado fin de semana ante Udinese fue pospuesto indefinidamente debido a que Parma no tenía con qué pagar la seguridad y la electricidad.

Parma pactó el viernes un acuerdo de 20.000 euros ($22.000) para un partido con un patrocinador que hubiese permitido los costos de viaje en autobús y hospedaje en un hotel para el partido de visita contra Genoa. Pero los jugadores y Donadoni, quienes junto al resto de los empleados llevan meses sin cobrar salarios, decidieron ponerse firmes.

Lucarelli deploró que nadie de la federación italiana se ha interesado en ponerse al tanto de la situación del club.

En un gesto de solidaridad, el gremio de futbolistas de Italia anunció el jueves que todos los equipos de la Seria A saldrán a jugar 15 minutos más tarde este fin de semana.

"Contamos con todo el apoyo de los jugadores en la Serie A y habían algunos equipos que estaban dispuestos a no jugar en protesta", dijo Lucarelli.

Otros clubes de la máxima división, así como las entidades que rigen el fútbol italiano, debaten si deben intervenir para permitir que Parma pueda completar la temporada. Si el club queda bajo una tutela, entonces sería posible que Parma pueda irse a la Serie B, al darse por un hecho el descenso.

Si Parma no logra terminar el campeonato, todos los resultados previos seguirán vigentes y los demás partidos serán decretados con victorias 3-0 de sus oponentes. Si Parma es disuelto, un nuevo club deberá formarse en la liga.

Para Parma, ha sido un declive muy triste tras haber sido uno de los más fuertes de las provincias del país, teniendo entre sus filas a astros como Hernán Crespo, Faustino Asprilla, Gianluigi Buffon, Fabio Cannavaro y Lilian Thuram.

Parma ganó tres copas europeas en los 90: dos Copas UEFA y una Recopa. Fue segundo en la Serie A de 1997.

Etiquetado como: