El Real Madrid tendrá la oportunidad de vengarse del Borussia Dortmund, equipo que le eliminó en las semifinales de la Liga de Campeones de la temporada pasada

 21 marzo, 2014

Alemania

Jugadores del Borussia Dortmund festejan su anotación ante el Zenit.
Jugadores del Borussia Dortmund festejan su anotación ante el Zenit.

El Borussia Dortmund recibió este viernes con resignación el emparejamiento en cuartos de final de la Liga de Campeones con el Real Madrid, uno de los favoritos para ganar la competición y al que eliminaron el año pasado en semifinales.

"El Real... íUn sorteo de locura! Los españoles tienen una cuenta que arreglar con nosotros. Esta temporada son más fuertes y están más concentrados en sus objetivos. Tenemos la pequeña ventaja de jugar primero en Madrid, de todas formas no hay rivales supuestamente fáciles a estas alturas de la competición", señaló el capitán del equipo Sebastian Kehl.

El Real Madrid tendrá la oportunidad de vengarse del Borussia Dortmund, equipo que le eliminó en las semifinales de la Liga de Campeones de la temporada pasada.

"Es un buen sorteo. Cuando uno obtiene su plaza entre los ocho mejores clubes europeos, es normal que este tipo de partidos se repitan. Serán dos partidos muy atractivos. Tenemos un desafío y haremos todo lo posible por tener una pequeña oportunidad", dijo el técnico del Dortmund Jurgen Klopp.

Finalmente el director deportivo del club Michael Zorc destacó la "extrema dificultad" del duelo ante el conjunto blanco.

"Es una tarea de extrema dificultad. Jugamos cuatro veces contra ellos el año pasado con dos victorias, un empate y una derrota. Quizás todavía lo tengan en sus cabezas, pero las cosas han cambiado desde entonces, el Real Madrid es más fuerte y nosotros tenemos muchos lesionados y Robert Lewandowski está sancionado para el primer partido", explicó.

El delantero polaco fue el héroe de la semifinal de la temporada pasada entre los dos equipos al marcar los cuatro goles en la victoria de la ida por 4-1 en Dortmund. Luego el Real Madrid estuvo cerca de levantar la eliminatoria en la vuelta, en la que ganó por 2-0 en el Santiago Bernabéu.