El club de azul y oro se consagró campeón del torneo de primera división al derrotar por 1-0 a Tigre

 1 noviembre, 2015
Fabian Monzon (izq) celebra su gol con su compañero Fernando Tobio. Boca Juniors ganó 1-0 ante Tigre.
Fabian Monzon (izq) celebra su gol con su compañero Fernando Tobio. Boca Juniors ganó 1-0 ante Tigre.

Buenos Aires

Boca Juniors reavivó su fuego con el estelar Carlos Tévez y pudo festejar este domingo su título 31 en el fútbol argentino, tras cuatro temporadas de resultados esquivos.

El club de azul y oro se consagró campeón del torneo de primera división al derrotar por 1-0 a Tigre y sacar una ventaja irreversible sobre Rosario Central, que a su vez perdió por 2-1 con Banfield, en los partidos jugados este domingo por la vigésimo novena y penúltima fecha del torneo que reúne a treinta equipos.

El defensor Luciano Monzón (41'), de cabeza, marcó el gol para la victoria de Boca, que con este éxito y a una fecha del final sacó la distancia necesaria para celebrar.

De este modo, Boca celebró su primer cetro desde la obtención del torneo Apertura 2011, con lo cual finalizó una espera de cuatro temporadas para los auriazules, que se consagraron ante más de 50.000 personas en su estadio La Bombonera.infografia

La consagración también significó una nueva alegría para Carlos Tévez, el delantero que había decidido regresar a Boca hace cuatro meses, después de una década de protagonismo en destacados clubes del fútbol europeo.

Tévez, de 31 años y surgido en Boca, había dejado el club a fines de 2004, y con el que conquistó hoy llegó a 22 títulos en su cuenta personal, el quinto con la camiseta auriazul, con la que también ganó el torneo Apertura 2003, la Copa Libertadores 2003, la Intercontinental 2003 y la Copa Sudamericana 2004.

Boca llegaba a la penúltima fecha con una ventaja de cinco puntos sobre seis en juego, por lo que tenía la gran posibilidad de sellar el título en su casa y evitar así un riesgoso compromiso en la última jornada, en la que deberá visitar a Central.

Sin embargo, el suspenso duró poco porque Banfield se puso en ventaja sobre Central, y el gol de Monzón impuso una distancia casi imposible de revertir, en un partido dominado ampliamente por el equipo dirigido por el 'Vasco' Rodolfo Arruabarrena, que a su vez se dio el gusto de celebrar su primer éxito como entrenador, en un club en el que surgió como jugador.

En el sur bonaerense, la esperanza de Central naufragó frente a un Banfield que lo superó con goles de Giovanni Simeone (23') y Claudio Villagra (45'+1), y al equipo rosarino no le alcanza con el descuento de Franco Niell (82').