El equipo portugués logró un empate 0-0 en el Juventus Stadium, suficiente para superar a los italianos

 1 mayo, 2014

Turín

La Juventus no podrá disputar en casa la final de la Europa League, después de empatar 0-0 este jueves en la vuelta de semifinales ante el Benfica, que consiguió su clasificación gracias al triunfo 2-1 de la ida, con lo que se enfrentará al Sevilla español.

Turín acogerá la final el 14 de mayo y todos esperaban en la ciudad italiana vivir ese partido con la Juve como protagonista, pero el equipo de Antonio Conte tendrá ahora que centrarse únicamente en asegurar el título en la Serie A, donde están cerca de ser campeones por tercera temporada consecutiva.

Bajo la lluvia y con el astro argentino Diego Maradona como espectador de lujo, el Benfica resistió además con un jugador menos desde el minuto 67, por la segunda amarilla al argentino Enzo Pérez, que se perderá por sanción la final.

Tampoco estarán en ella los atacantes el serbio Lazar Markovic y el argentino Eduardo Salvio, ambos por acumulación de amarillas.

Fernando Llorente lamenta una opción de gol en el juego de Juventus ante Benfica.
Fernando Llorente lamenta una opción de gol en el juego de Juventus ante Benfica.

En la clasificación en Turín tuvo gran parte de mérito el arquero esloveno Jan Oblak, titular en esta ocasión en lugar del brasileño Artur.

La Juventus vio incluso cómo le anulaban un tanto al italoargentino Pablo Daniel Osvaldo en el 80', por un fuera de juego de su compañero francés Paul Pogba.

El equipo portugués tendrá, por lo tanto, la oportunidad de cobrarse la revancha de la final de la pasada temporada, en la que perdió contra el Chelsea inglés en el último partido en Ámsterdam.

El Benfica, de Jorge Jesús, sigue además con opciones a un histórico póker de títulos. Ya tiene ganada matemáticamente la liga portuguesa y jugará tres finales, ya que además de la Europa League, estará en las de la Copa de Portugal y la Copa de la Liga portuguesa, en ambos casos contra el modesto Rio Ave.

Etiquetado como: