Los goles de Arjen Robben, Mario Götze y Thomas Müller le permitieron ganar 1-3 en Moscú

 27 noviembre, 2013
Mario Götze (#19) pudo sacar un remate a pesar de la marca de dos jugadores del CSKA.
Mario Götze (#19) pudo sacar un remate a pesar de la marca de dos jugadores del CSKA.

Moscú

El Bayern Múnich, defensor del título y ya clasificado a octavos de final de la Liga de Campeones, venció este miércoles por 1-3 al CSKA Moscú, triunfo que le permitió fijar en 10 sus victorias consecutivas en este torneo.

Teniendo en cuenta los datos de la pasada campaña, el club bávaro superó las nueve del Barcelona en los años 2002 y 2003.

Con los tres puntos, el equipo de Josep Guardiola suma además un pleno de 15 puntos y se distancia provisionalmente a seis del Manchester City inglés, también clasificado matemáticamente.

Bajo la nieve en la capital rusa, Arjen Robben (17') y Mario Götze (56') adelantaron al equipo bávaro en el marcador.

El japonés Keisuke Honda acortó diferencias de penal (62'), pero también desde los 11 pasos sentenció el choque Thomas Müller (65'), poco después con el 3-1 definitivo para los alemanes.

"Fue un partido difícil, pero interesante. No era fácil jugar bajo la nieve y en un terreno resbaladizo, pero fue un buen partido", valoró Guardiola.

El Bayern continúa así su sólido camino en la temporada europea y confirma su gran momento, después de haber logrado un triunfo de autoridad el sábado en la Bundesliga, goleando 3-0 en Dortmund al Borussia.

En su visita al Khimki Arena ruso ni siquiera echó de menos a varios jugadores importantes con los que no contó en este partido, como Franck Ribéry, Bastian Schweinsteiger y Mario Mandzukic.

El CSKA Moscú, tercero con una victoria y cuatro derrotas, solo puede aspirar a acabar tercero y reengancharse así en los dieciseisavos de final de la Europa League, un objetivo que también persigue el Viktoria Pilsen checo.

Será el 10 de diciembre cuando el Bayern termine su andadura en la fase de grupos, ante el Manchester City, en Múnich.