15 febrero
El atacante del Bayern, Thomas Müller (25), celebró eufórico con sus compañeros, tras conseguir el quinto gol del juego. | AFP
El atacante del Bayern, Thomas Müller (25), celebró eufórico con sus compañeros, tras conseguir el quinto gol del juego. | AFP

Múnich, Alemania. El Bayern de Múnich prácticamente selló su pase a los cuartos de final de la Champions League tras golear al Arsenal por 5-1 ayer, en la ida de los octavos de final del torneo continental.

El holandés Arjen Robben (en el minuto 11), el polaco Robert Lewandowski (53’), un doblete del español Thiago Alcántara (56’ y 63’) y un tanto de Thomas Müller (88’) dieron la abultada victoria al club bávaro ante un conjunto inglés que solo aguantó la primera parte, en la que marcó el chileno Alexis Sánchez (30’).

Los visitantes no supieron aprovechar que se fueron arriba en el marcador y por el contrario el tanto de Sánchez desató el hambre de los locales.

“Jugábamos en casa y teníamos que marcar goles. Tras el descanso todo fue mucho mejor”, señaló Thiago.

Los propios jugadores del equipo alemán reaccionaron sorprendidos por las facilidades que tuvieron en la ida de una serie que esperaban mucho más equilibrada.

Sin embargo, en Múnich no se confían y apuntan a tener un duelo de vuelta similar en cuanto a su ambición por buscar el arco rival y hacer crecer la diferencia.

Por su parte, los ingleses reaccionaron decepcionados y reconocieron que el camino no luce nada alentador

“Ellos jugaron mejor. Su tercer gol nos mató, no tuvimos respuesta. Colapsamos mentalmente”, aseguró Arsene Wenger, técnico de los Gunners .

Tras su victoria el Bayern se convirtió en el primer equipo en la historia de la Champions en sumar 16 triunfos consecutivos en su estadio. La última derrota en casa del equipo germano fue el 29 de abril de 2014, cuando el Real Madrid se impuso en la vuelta de las semifinales del certamen por 4-0.

El Arsenal necesitará ganar al menos 4-0 en la vuelta el 7 de marzo para avanzar.

Etiquetado como: