Equipo alemán no dejará que dos medios ingleses asistan al partido de vuelta de la Liga de Campeones contra el Manchester United porque ofendieron al jugador Bastian Schweinsteiger.

 3 abril, 2014

Berlín

Bayern Múnich, molesto por los artículos publicados en dos diarios ingleses sobre Bastian Schweinsteiger después del empate 1-1 ante el Manchester United el martes en la ida de cuartos de la Liga de Campeones de Europa, prohibió este jueves la entrada a los periodistas de estas publicaciones para la vuelta.

El segundo y decisivo partido de la serie está programado para el 9 abril a las 12:45 p. m. (hora de Costa Rica) en el estadio Allianz Arena de Múnich, Alemania.

Los dos periódicos dedicaron la portada al jugador, autor del gol del empate y expulsado por dos amarillas, haciendo un juego de palabras con parte de su nombre Schwein, que en alemán significa cerdo.

Bastian Schweinsteiger (izq.) le reclama al inglés Wayne Rooney (suelo) tras la falta que le valió la expulsión al 90’, observa Rio Ferdinand (5). | AFP
Bastian Schweinsteiger (izq.) le reclama al inglés Wayne Rooney (suelo) tras la falta que le valió la expulsión al 90’, observa Rio Ferdinand (5). | AFP

You Schwein, tituló The Sun, mientras que Daily Mirror optó por You dirty Schwein, que se puede traducir por Tú, sucio cerdo.

“Después de los cuartos de final de la Liga de Campeones Manchester United-Bayern Múnich (1-1) el martes, ambos medios escribieron de manera irrespetuosa, discriminante e hiriente sobre nuestro jugador Bastian Schweinsteiger”, señaló el club bávaro en un comunicado.

“El Bayern no acepta este tipo de informaciones y las condena con vigor, por lo que no facilitará acreditaciones a los representantes de The Sun y Daily Mirror para el partido de vuelta”, añadió.

El club bávaro, vigente campeón de la Champions, recordó que el respeto es uno de los lemas de la UEFA, que precisamente ha hecho una importante campaña centrada en esta palabra.

En este sentido, el Bayern Múnich recuerda también que fue sancionado con 10.000 euros y el cierre de una de las gradas de su estadio debido a una bandera homófoba mostrada en el partido contra el Arsenal en octavos de final de la Liga de Campeones.