El empate del Bayern contrasta con su exhibición ofensiva de sus últimos dos partidos: en Champions ante la Roma, y antes contra el Werder Bremen

 26 octubre, 2014
Juan Bernat (izq.) y Mario Goetze (der.) del Bayern Munich intentan frenar al volante del Moenchengladbach, Andre Hahn.
Juan Bernat (izq.) y Mario Goetze (der.) del Bayern Munich intentan frenar al volante del Moenchengladbach, Andre Hahn.

Berlín

El Bayern de Múnich, que había conseguido 13 goles en sus dos últimos partidos, mantuvo su ventaja sobre el segundo clasificado en la Bundesliga, el Borussia Monchengladbach, pese a empatar 0-0 este domingo en el cierre de la novena jornada.

El equipo bávaro tenía una oportunidad de oro de empezar a marcar diferencias importantes en la clasificación, pero no consiguió la victoria en el Borussia Park y la batalla quedó en tablas.

Su margen sobre el 'Gladbach' continúa en 4 puntos, aunque el equipo de Josep Guardiola vio cómo otras formaciones han aprovechado el fin de semana para reducir ligeramente sus desventajas con respecto al campeón y líder.

Los principales beneficiados de la jornada fueron el Wolfsburgo (3º) y el Hoffenheim (4º). Los primeros ganaron este domingo 3-0 al Maguncia (6º) y los segundos al Paderborn, por 1-0 el sábado.

Tanto Wolfsburgo como Hoffenheim suman 17 puntos, los mismos que el Borussia Moenchengladbach, con lo cual también están a 4 puntos del líder.

El empate sin goles del Bayern contrasta con su exhibición ofensiva del martes, cuando había arrollado como visitante a la Roma en su grupo de la Liga de Campeones, con un humillante 7-1 en el Olímpico de la capital italiana. En la pasada jornada, el líder había endosado además un 6-0 al colista Werder Bremen.

Ni el polaco Robert Lewandowski ni Thomas Müller primero y el peruano Claudio Pizarro después pudieron marcar en esta ocasión, pese a que el Bayern lo intento insistentemente sin puntería. Arjen Robben no pudo jugar tras haber acabado con problemas físicos ante la Roma.

El equipo respondió por lo menos bien en defensa, una vez más, y Manuel Neuer alejó el peligro en las contadas ocasiones de los locales.

"Controlamos el partido en la primera parte, pero después del descanso estábamos cansados, perdimos el orden y les permitimos hacer demasiados contraataques", analizó Guardiola.

El Bayern tratará de volver a la senda del triunfo y de la facilidad anotadora en sus próximos compromisos, frente a Borussia Dortmund en la Bundesliga, el Hamburgo en la Copa de Alemania y de nuevo la Roma en la Champions League.

El Borussia Moenchengladbach, por su parte, quedó satisfecho con el resultado.

"Defendimos con inteligencia y presionamos muchos al Bayern. Estoy contento con este punto", afirmó su técnico, Lucien Favre.