17 mayo, 2014

Messi jugará hoy motivado después de su nuevo contrato millonario. | EFE
Messi jugará hoy motivado después de su nuevo contrato millonario. | EFE

Barcelona. EFE Noventa minutos para un campeón, para un título que ha ido cambiado de manos en la recta final del campeonato y que hoy, a la hora de la verdad, se lo disputarán Barcelona y Atlético de Madrid en un partido que es una verdadera final de Liga.

El Barça con la ventaja de cancha y el Atlético con la fortuna de que le vale el empate.

Será la tercera ocasión en la historia de la liga que el título se dirima en el último partido con la participación de los dos candidatos.

En las dos anteriores, el Sevilla se llevó el título tras empatar en Les Corts (1945-46) y el Atlético, cinco años después, se llevó el campeonato tras igualar en Sevilla.

Ha sido una liga muy disputada, con tintes surrealistas, dominada por el Barcelona durante las primeras 21 jornadas y por el Atlético en las últimas nueve.

Poco a poco, el equipo del Tata Martino se fue hundiendo con derrotas inesperadas como visitante y también pinchazos en casa (contra Valencia y Getafe).

Cuando el Atlético lo tenía todo a su favor, falló. Cuando el Real Madrid parecía en la mejor disposición, no concretó y el Barça , que había perdido hasta tres veces el campeonato, se ha encontrado con la posibilidad de llevarse el título en el mejor de los escenarios.

Necesita el Barça una victoria para llevarse la liga. Una victoria en casa es todo lo que necesita, aunque, eso sí, frente a un cualificado rival al que todavía no ha vencido esta temporada en los cinco partidos en los que se han enfrentado.

No habrá bajas: ayer se confirmó la presencia de Diego Costa, Gerard Piqué, Neymar y Jordi Alba.