Los partidos de los equipos de la zona alta tuvieron lugar el sábado y este domingo el mayor interés estaba en ver qué equipos conseguían situarse en la mitad alta de la clasificación.

 28 septiembre, 2014

AFP

El Augsburgo se impuso 1-0 sobre el Hertha de Berlín y ascendió al octavo puesto, mientras que el Hamburgo volvió a perder en casa y sigue como colista, en los juegos postergados de la sexta jornada de la Bundesliga.

Los partidos de los equipos de la zona alta tuvieron lugar el sábado y este domingo el mayor interés estaba en ver qué equipos conseguían situarse en la mitad alta de la clasificación.

El Augsburgo cumplió su misión gracias a un gol de penal del holandés Paul Verhaegh en el minuto 27.

El Hertha, con problemas para marcar desde la marcha de su exestrella colombiana Adrián Ramos al Borussia Dortmund al término de la pasada temporada, es apenas decimocuarto en la clasificación.

Lucas Piazón (derecha) le dio el triunfo al Eintracht Fráncfort con un gol al minuto 90.
Lucas Piazón (derecha) le dio el triunfo al Eintracht Fráncfort con un gol al minuto 90.

En el otro partido dominical, el Hamburgo fue derrotado en su estadio por el Eintracht de Fráncfort (1-2) y se hunde en el fondo de la clasificación, que cierra con dos puntos y sin conocer aún la victoria en el campeonato.

El Hamburgo, uno de los clubes más populares y laureados de Alemania, se salvó el año pasado del descenso por poco (es el único equipo alemán que siempre ha jugado en primera desde la creación de la Bundesliga), pero esta temporada parece de nuevo condenado a sufrir.

Gracias a su victoria, el Eintracht Fráncfort se coloca sétimo, con nueve puntos, los mismos que el Augsburgo.

El suizo Haris Seferovic adelantó a los visitantes justo antes del descanso (44') y Phillip Müller empató poco tiempo después de la reanudación (58'), pero el brasileño Lucas Piazón acabó dando el triunfo al Fráncfort sobre el pitido final (90').