Por: Cristian Brenes 25 mayo, 2016
Ronaldo (sentado en el césped) salió con molestias el martes, tras un choque con Kiko Casilla, pero se descartó que fuera grave. | AFP
Ronaldo (sentado en el césped) salió con molestias el martes, tras un choque con Kiko Casilla, pero se descartó que fuera grave. | AFP

Desde que el Real Madrid le ganó al Atlético la final de Champions disputada en Lisboa, hace dos años, solo ha podido vencer a los colchoneros en una ocasión de diez posibles.

Este sábado tiene una nueva oportunidad, de nuevo en el máximo torneo europeo de clubes.

Desde aquel 24 de mayo del 2014 en el que el Real se impuso 4 a 1 en tiempo extra para alzar su décima Orejona, se registran cuatro empates, cinco victorias y solo una derrota para los dirigidos por Diego Simeone.

Los del Atlético parecen cobrar poco a poco su revancha, gracias a resultados positivos en la liga, Copa del Rey y Supercopa de España.

Incluso, el estadio en el que se midan termina sin ser factor, ya que en las últimas dos temporadas ligueras, Simeone y sus jugadores triunfaron en el Santiago Bernabéu en los dos choques.

A esto se suma que el Atlético dejó sin celebración a su archirrival de la ciudad en la Supercopa del 2014, y un año después lo sacaron de los octavos de final de la Copa del Rey.

Sin embargo, los rojiblancos aún no pueden saldar deudas por completo, pues una de las más importantes es la de llevarse la Champions .

Si bien es cierto los rojiblancos mandan en el balance en estos últimos dos años, en la Liga de Campeones anterior, los blancos amargaron de nuevo a los colchoneros y los eliminaron de los cuartos de final, gracias al único triunfo que contabilizan frente a sus vecinos desde aquel obtenido en la ciudad de Lisboa.

Estos ingredientes condimentan aún más un juego que por sí solo ya tiene todo el sabor necesario para terminar en un platillo exquisito para los aficionados y así lo ven los propios jugadores.

“Perder sería un fracaso para nosotros, pero vamos a ganar. Sabemos que será un partido muy difícil y complicado”, señaló el atacante Cristiano Ronaldo.

Mismo sentir tiene el delantero Antoine Griezmann, quien no duda en señalar que “hará falta mucho trabajo duro, pero estamos listos y con ganas. Haremos todo para poder ganar”.

En esta serie de diez derbis, el Atlético marcó 14 goles, por seis del Madrid, que se quedó sin batir la portería rival en la mitad de esos choques, mientras que su adversario solo terminó en blanco en dos de esos encuentros.