Un empate sin goles fue el resultado de ida del encuentro entre argentinos y chilenos, válido por los octavos de final de la Copa Libertadores.

 24 abril, 2014

Buenos Aires, Argentina

Diego Braghieri (6) del Arsenal intenta bloquear el espacio a Sebastian Jaime, de la Unión Española. El partido terminó sin goles.
Diego Braghieri (6) del Arsenal intenta bloquear el espacio a Sebastian Jaime, de la Unión Española. El partido terminó sin goles.

El Arsenal de Argentina y la Unión Española de Chile igualaron hoy sin goles el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores y extendieron el suspenso para el choque de vuelta, el 30 de abril en Santiago.

En un trámite de partido áspero y con muchas fricciones, se exhibió en un partido internacional el exfubtolista Martín Palermo, ahora técnico de los argentinos.

El Arsenal ejerció presión a través de dos delanteros definidos, Mauricio Sperdutti y Milton Caraglio, quienes fueron asistidos desde la mitad por los veloces Federico Freire y Martín Rolle.

Sin embargo, el orden táctico y la firmeza de los centrales Dagoberto Cuminilla y Jorge Ampuero, permitieron al conjunto dirigido por José Luis 'Coto' Sierra resistir los embates.

A tres minutos del final un cruce de Mariano Echeverría con el ingresado Patricio Vidal terminó con la expulsión del defensor del Arsenal, que se perderá el partido de vuelta, este miércoles.

El ganador de esta llave se medirá con el vencedor de la serie entre el Nacional paraguayo y el Vélez Sarsfield. Los guaraníes ganaron el encuentro de ida por 1-0.