20 mayo, 2015
El jugador de Arsenal Olivier Giroud disputa el balón con John O'Shea del Sunderland en el empate de esta noche en partido de reposición.
El jugador de Arsenal Olivier Giroud disputa el balón con John O'Shea del Sunderland en el empate de esta noche en partido de reposición.

El Arsenal empató 0-0 ante el Sunderland en partido de reposición de la trigésimo tercera jornada de la Premier League y no afianzó la tercera plaza que da acceso directo a la Liga de Campeones. El Manchester United podría arrebatarle el cupo en la última jornada del campeonato.

Una victoria bastaba al conjunto de Arsene Wenger para lograr de forma matemática una posición muy importante para asegurar su presencia el próximo curso en la máxima competición continental sin tener que participar en la ronda previa.

Ahora el Arsenal tendrá que esperar hasta la última jornada para saber si es el dueño de la tercera posición.

La culpa de que el Arsenal esté en esta situación la tiene el portero del Sunderland, Costel Pantilimon, que hizo tres paradas decisivas para mantener a cero su portería. Theo Walcott, en dos ocasiones, y Olivier Giroud, fueron las víctimas del guardameta rumano, que detuvo todo lo que llegó a su meta.

El próximo fin de semana, al Arsenal le bastará con un empate ante el West Bromwich para ser tercero. Por si acaso, el Manchester United intentará ganar al Hull para acceder directamente a la Liga de Campeones de Europa.