Las pocas salidas y los muchos refuerzos harían que algunos busquen nuevo club

 16 julio, 2012
 Ezequiel Lavezzi (11) ya debutó con el París S.G. en un amistoso contra el CSKA de Moscú. | AFP.
Ezequiel Lavezzi (11) ya debutó con el París S.G. en un amistoso contra el CSKA de Moscú. | AFP.

París. AFP La llegada del brasileño Thiago Silva y la espera de que se concrete el pase del sueco Zlatan Ibrahimovic parece que acerca al París Saint-Germain al equipo de ensueño que buscaban sus propietarios, pero puede comenzar a sufrir los problemas de un club rico.

Dispuesto a competir con otros grandes clubes europeos en la Liga de Campeones, el club parisino, liderado por el brasileño Leonardo en la parcela deportiva, se ha gastado 170 millones de euros en fichajes en un solo año.

Si se confirma la llegada de Ibrahimovic, cuya negociación continuará hoy, el once del PSG sería el formado por Sirigu, Jallet, Alex, Thiago Silva y Maxwell en la defensa, Sissoko, Motta, Pastore (o Matuidi) en el centro del campo, y Menez (o Nené), Lavezzi e Ibrahimovic en el ataque.

Después de la llegada del argentino Ezequiel Lavezzi, procedente del Nápoles, Silva, del Milan, la promesa del Pescara Marco Verratti y, si no salta la sorpresa, Zlatan Ibrahimovic, el entrenador del equipo, Carlo Ancelotti, añadió que todavía falta por fichar a un centrocampista con experiencia.

La llegada de jugadores sin que se hayan producido prácticamente bajas provoca un atasco en todas la zonas del campo, con jugadores que la temporada pasada fueron importantes en el segundo puesto logrado por el equipo y que ahora no saben si tienen opciones de jugar en el equipo.

Este es el caso de un futbolista comprometido con el club, como Mamadou Sakho, al que las declaraciones de su técnico sobre Thiago Silva, del que dijo que era “uno de los mejores defensas del mundo”, no deben tranquilizarlo.

Ancelotti quiere mantener a Sakho y que luche con el brasileño Alex y el serbio Milan Bisevac por un puesto en la zaga parisina, acompañando a Silva.

Guillaume Hoarau, que partía con más opciones de permanecer, también puede quedarse sin jugar con el fichaje de Ibrahimovic, un delantero con un perfil similar.

La incorporación del atacante argentino Ezequiel Lavezzi supone, por otra parte, que el brasileño Nené, que espera que le renueven su contrato que finaliza la próxima temporada, y Jeremy Menez, no serán titulares indiscutibles, pero su papel seguirá siendo importante en el plantel.

Etiquetado como: