El silbatero canadiense Mathieu Boudreau no le pitó un claro penal a Bryan Ruiz y le anuló un gol legítimo al mismo jugador por un fuera de juego inexistente en la etapa complementaria

Por: José Luis Rodríguez C., Juan Diego Villarreal 5 septiembre, 2015
El equipo patrio previo al juego con Brasil.
El equipo patrio previo al juego con Brasil.

El silbatero canadiense Mathieu Boudreau, junto a sus líneas Joe Fletcher y Corey Rockwell no tuvieron una buena tarde este sábado,y el más perjudicado fue el equipo costarricense.

El desatinado trío dirigió el partido entre Costa Rica y Brasil, con victoria para los suramericanos 1-0 en Nueva Jersey, Estados Unidos.

El canadiense junto a sus asistentes dejaron pasar una serie de faltas en ambos bandos muy claras, por lo que al final su desempeño fue bastante deficiente, pero en términos generales el más perjudicado fue el conjunto patrio, pues las acciones más decisivas fueron dentro del área brasileña.

A falta de cuatro minutos para que terminara el primer tiempo, el árbitro Boudreau no señaló una clara falta de penal sobre el costarricense Bryan Ruiz.

La jugada la comenzó el volante tico frente al área, al tomar la pelota y enfilarse al corazón del área, pero en el camino David Luiz y Fernandinho le obstaculizaron el paso y lo derribaron ante la complacencia del silbatero, que dejó seguir la acción ante el reclamo de Ruiz, quien quedó perplejo por la decisión del réferi.

La siguiente acción se dio al minuto 54, cuando Johan Venegas envió un balón profundo para Bryan, quien tras dominar el balón, sacó un potente remate que dejó sin opción al guardameta suramericano. Era el empate de la Tricolor, sin embargo el canadiense avaló el fuera de juego que le señaló su guardalínea y anuló el gol costarricense.

Sobre el final Boudreau también anuló una anotación a Lucas Moura, cuando el brasileño recibió un servicio y remató cruzado para vencer la resistencia del arquero Patrick Pemberton, sin embargo la jugada no fue dada como válida por el silbatero. En la repetición se observó, por televisión, que Moura salió bien, pues Óscar Duarte se había quedado clavado habilitando al rival.