El delantero Giovani Dos Santos tocó el balón —acto que habilitó la jugada— y Jesús Corona acudió a la esquina para encarrilarse hacia el área rival

 18 noviembre, 2014

Redacción

La selección de México intentó efectuar este martes un novedoso saque de esquina que fue invalidado por el cuerpo arbitral.

En el amistoso ante Bielorrusia, el delantero Giovani Dos Santos tocó el balón —acto que habilitó la jugada— y Jesús Corona acudió a la esquina para encarrilarse hacia el área rival, ante la sorpresa de los contrincantes y el guadalínea derecho, quien inmediatamente levantó su bandera.

La decisión del árbitro molestó a los aztecas, en especial al técnico Miguel Herrera, puesto que la acción pudo abrir a sus pupilos una posibilidad de anotar en un compromiso en el que los europeos ganaron 3-2.