Ronaldinho jugó solo siete minutos y ese tiempo le alcanzó para marcar doblete.

 18 abril, 2015

Ciudad de México

Ronaldinho entró a la cancha en los minutos finales y anotó dos goles para que el enrachado Querétaro apaleara 4-0 al América este sábado, con lo que se metió a la lucha por la clasificación a la fase final del torneo Clausura mexicano, que disputa su 14ta. fecha.

Ronaldinho corre a festejar uno de sus goles frente al América.
Ronaldinho corre a festejar uno de sus goles frente al América.

El astro brasileño, quien ingresó al partido a los 83 minutos, consiguió su primer gol apenas dos minutos más tarde y agregó un tanto más a los 90 para los "Gallos Blancos" , que ganaron su cuarto partido en fila.

Con esos tantos, el brasileño llegó a cinco en la temporada. Cuatro los ha conseguido en los últimos cuatro partidos, todos triunfos del Querétaro, que ahora tiene 20 puntos y se colocó en el séptimo puesto de la clasificación cuando quedan sólo tres fechas en el calendario regular.

"Es una emoción grande es algo que jamás voy a olvidar, pensaba que no iba a jugar" , dijo un emocionado Ronaldinho, quien a su ingreso a la cancha fue ovacionado por la afición de los dos equipos.

La ex figura del Barcelona, quien el viernes aclaró que aún no piensa en dejar el fútbol, se retiró de la cancha del estadio Azteca agradeciendo con aplausos la ovación que recibió de los aficionados.

"Esta es una prueba más de que Dios tiene otros planes para mí" , agregó Ronaldinho, quien está en su segunda temporada en México, a donde llegó procedente del Atlético Mineiro de su país.

Yasser Corona abrió la cuenta a los 24 minutos y Orbelín Pineda hizo el 2-0 a los 44.

América, que padeció las notorias ausencias de su goleador Oribe Peralta y del portero Moisés Muñoz, fue goleado 4-0 por segunda ocasión en las últimas cuatro fechas. Con el revés, las Águilas se quedaron con 22 puntos, en el cuarto escalón de la tabla.

La caída golpea la confianza del América, que el miércoles enfrenta al Impact de Montreal en la ida por la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF y el fin de semana visita a Chivas en el clásico mexicano.