27 abril, 2016
El jugador del América Michael Arroyo celebra después de anotar un gol ante Tigres, miércoles 27 de abril de 2016, en un partido por la final de la Liga de Campeones de la Concacaf, en el estadio Azteca de Ciudad de México
El jugador del América Michael Arroyo celebra después de anotar un gol ante Tigres, miércoles 27 de abril de 2016, en un partido por la final de la Liga de Campeones de la Concacaf, en el estadio Azteca de Ciudad de México

México

El América de México se adjudicó el título de la Liga de Campeones de la Concacaf 2015-2016 al vencer 2-1 a los Tigres este miércoles en el partido de vuelta de la final jugado en el estadio Azteca y clasificó al Mundial de Clubes de la FIFA.

El francés André-Pierre Gignac puso en ventaja a los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León al minuto 39. Luego, el ecuatoriano Michael Arroyo, al 68, y el paraguayo Osvaldo Martínez, al 87, consiguieron los goles para la victoria las 'Águilas' del América.

Con la motivación de jugar como local y estar en el año de su centenario, el América no salió a cuidar la ventaja de 2-0 que obtuvo en el partido de ida.

Las 'Águilas' americanistas salieron a atacar tratando de abrir la cancha con el colombiano Darwin Quintero por derecha y con el argentino Rubens Sambueza por izquierda.

Fueron ambos sudamericanos quienes causaron el primer arribo a favor del América al minuto 9. Sambueza mandó un pase cruzado a ras de pasto y Quintero apareció para cerrar la pinza pero su remate salió desviado.

Obligados a remontar, los Tigres ganaron terreno y se apoderaron de la pelota, pero les faltaron toques finos y precisos en zona de definición para poder abastecer a los delanteros Rafael Sobis y André-Pierre Gignac.

Tigres pasó dificultades para tejer sus avances y cuando por fin tocó la puerta con claridad, el disparo del argentino Guido Pizarro llegó con facilidad a los guantes de Hugo González, al 21.

El buen trabajo defensivo que había hecho el América se vino abajo con una pelota que no pudo despejar y que llegó a los botines de Gignac. El francés firmó el 1-0 con un disparo bien colocado casi desde el manchón de penal.

Con la ventaja en el marcador, los felinos se fueron encima y estaban sofocando a las Águilas justo cuando el árbitro señaló el fin de la primera mitad.

América regresó del vestidor y se sacudió el dominio del rival. Las 'Águilas' contuvieron a los felinos en el mediocampo.

Al 65, hubo un cambio que resultó clave en la formación americanista. Salió el argentino Darío Benedetto; entró Arroyo.

Con solo tres minutos en la cancha, el ecuatoriano recibió un cambio de juego, hizo gala de su apodo de 'Gambetita' con un amague que le permitió librarse de un defensor y luego sacó un potente disparo desde fuera del área. La pelota entró cerca de la base del poste derecho para el 1-1.

Con ese gol se desvaneció la posibilidad del tiempo extra y Tigres volvió a tener la necesidad de marcar dos goles.

América le dio el tiro de gracia a los Tigres con el 2-1. El paraguayo Miguel Samudio provocó un penal y su compatriota Osvaldo Martínez lo convirtió en el gol de la victoria.

De esta manera, la escuadra americanista revalidó el título que consiguió en la temporada 2014-2015 y se convirtió en el máximo ganador de la Concacaf con siete campeonatos; las otras cinco coronas las consiguió en 1977, 1987, 1990, 1992 y 2006.

El América asistirá al Mundial de Clubes por tercera ocasión; en 2006 terminó en cuarto lugar y en 2015 fue quinto.

Etiquetado como: