El delantero afirmó que están satisfechos por llegar a la final, pero dejó claro que quieren hacer historia

 13 mayo, 2015
Álvaro Morata (izq.) no celebró sus anotaciones con la Juventus ante el Real Madrid.
Álvaro Morata (izq.) no celebró sus anotaciones con la Juventus ante el Real Madrid.

Madrid

El atacante español Álvaro Morata, con su gol para el 1-1 de la Juventus, clasificó este miércoles a los italianos para la final de la Liga de Campeones, pero admitió haberse quedado con una "sensación agridulce" por haber eliminado a su anterior equipo, el Real Madrid.

"Ha sido un gol importante, pero me quedo con una sensación agridulce. Quiero dar las gracias a la afición del Madrid porque siempre se portaron muy bien conmigo", declaró a la cadena de televisión Canal Plus tras el partido.

"Ojalá hubiera conseguido esto contra otro equipo, pero la vida es así", apuntó, subrayando que había podido ver a "amigos" como Iker Casillas y Sergio Ramos, que le felicitaron por su éxito.

Morata, autor de otro gol en la ida de la semifinal la pasada semana, se formó en el Real Madrid y militó allí hasta la pasada temporada, cuando empezó su aventura en Italia, con la que ya ha sido campeón de la Serie A este curso.

"Es una gran satisfacción ir a la final, pero no podemos quedarnos ahí, tenemos que hacer historia", afirmó.

"Las sensaciones serán distintas ante el Barcelona. Ellos son un gran equipo, pero nosotros también lo somos", advirtió.

La final Barcelona-Juventus se disputará el sábado 6 de junio en el estadio Olímpico de Berlín.