2 mayo, 2016

Leicester

Miles y miles de aficionados del Leicester inglés salieron este lunes a festejar el título de liga en las calles de la ciudad y avisaron a los grandes europeos: "íMessi, vamos a por ti!".

Las advertencias al astro argentino del Barça, o al mismo Barcelona, fueron de las más coreadas por los habitantes de esta ciudad, cuyo equipo protagonizó la mayor sorpresa de la historia del fútbol inglés.

"Barcelona, Madrid, e incluso Boca Juniors.... Todo eso son sueños lejanos, disfrutemos de lo que hemos conseguido", dijo Munir, de 52 años.

Los seguidores se concentraron en las inmediaciones del estadio King Power y en la Torre del Reloj, en el centro de la ciudad, donde incluso los Hare Krishna locales se sumaron a la fiesta.

"íííCampeones, campeones, oé, oé, oé!!!", cantaron en español en cuanto acabó el partido que dio el título al Leicester, el Chelsea-Tottenham. El empate 2-2 hizo imposible que el Tottenham pueda atrapar al Leicester en lo alto de la tabla a falta de dos partidos.

El Chelsea remontó un 0-2 y el gol del empate fue festejado ya por todo lo alto en el pub Hogarths y en todos los de la ciudad. La celebración del título no tiene -literalmente- precedente, porque es la primera vez que el Leicester la gana desde su fundación hace 132 años.

infografia
"íMessi, vamos a por ti!", dijo a la AFP un exultante Chris Witing, de 20 años. "Me siento muy aliviado. Cuando el Tottenham se puso dos goles por delante empecé a preocuparme por el próximo partido".

"Este año me casé, he tenido un hijo, ípero esto lo supera todo!", dijo a la AFP Steven Robinson, de 26 años.

Los hinchas apoyaron al Chelsea como si del Leicester se tratara, y agradecieron con emoción una pancarta en Stamford Bridge que decía "hagámoslo por Ranieri", Claudio Ranieri, exentrenador del equipo de Londres y ahora del Leicester.

Su nombre fue coreado repetidamente en Leicester este domingo al ritmo de la canción italiana "Volare".

"íMe voy de fiesta!", dijo Caroline Wilkins, 60 años, que a la media parte había pronosticado que el Chelsea podía remontar, como así fue.

"Soy del Leicester desde que tengo 14 años, ¿te puedes imaginar cómo me siento?", explicó Wilkins. "íEstoy en la cima del mundo! íMe siento en el cielo!".

infografia
Christine Norton, una amiga suya, estaba demasiado nerviosa y se fue del Hogarths cuando el partido de Londres parecía perdido. "Les dije a mis amigas: 'Si me voy, empatarán'. íY aquí estoy de vuelta!"

La ciudad llevaba días teñida de azul en apoyo de los suyos. Las banderas del Leicester ocupaban prácticamente los escaparates de todas las tiendas, y ondeaban incluso en lo alto de la catedral y el ayuntamiento.

Etiquetado como: