En los últimos años la entidad que rige el fútbol del planeta se vio involucrada en diferentes situaciones que han puesto en duda su credibilidad

Por: Juan Diego Villarreal 27 mayo, 2015

El escándalo de corrupción que rodea a la FIFA tras la detención de siete de sus dirigentes en Zurich, Suiza, incluyendo al presidente de la Federación Costarricense de Fútbol Eduardo Li, es solo el último golpe a la credibilidad del ente que rige el balompié del planeta.

A continuación un repaso de los nubarrones que se han cernido en los meses anteriores sobre la FIFA y como en la mayoría de los casos no han habido detenidos y mucho menos inculpados en las diferentes innvestigaciones de acuerdo a una publicación de la BBC.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha sido cuestionado durante su mandato.
El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha sido cuestionado durante su mandato.

Soborno por derechos de televisión en América Latina

En 2001 la empresa que tiene los derechos de la transmisión de los Mundiales de fútbol International Sport and Leusire (ISL) y de algunos eventos en América Latina, con sede en Suiza, se declara en quiebra por deudas impagables y más tarde es el escenario central por supuestos actos de corrupción de varios miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA como el expresidente de la Concacaf, el trinitario Jack Warner, y el expresidente de la Connmebol, el paraguayo Nicolás Leoz.

De acuerdo a la investigación de la justicia suiza en 2013, ISL había sido la plataforma para que algunos funcionarios de la FIFA recibirán comisiones de empresas de marketing a cambio de asegurar lucrativos derechos de comercialización de los grandes eventos de la FIFA y la Copa del Mundo.

Se estima que al menos $100 millones fueron pagados en sobornos. Ante las acusaciones renuncian Leoz y el presidente de la Federación Brasileña de Fútbol Ricardo Texeira, alegando problemas personales y de salud.

En las investigaciones también fue implicado el expresidente de la FIFA, el brasileño Joao Havelange, quien también debió dejar su cargo de presidente honorario.

Corrupción con la sede de Qatar

Cuando Sepp Blatter, el presidente de la FIFA, abrió el sobre que contenía el nombre de Qatar como la sede del mundial número 22, muchos se preguntaron cómo sería posible disputar un torneo en un país donde las temperaturas alcanzan los 50 grados centígrados en los meses de junio y julio, que es cuando se organiza la Copa del Mundo.

Fue entonces cuando el diario británico The Sunday Times publicó un extenso informe sustentado en correos electrónicos, faxes y recibos bancarios donde se evidenciaba el recibo de pagos alrededor de los $4 millones a miembros del Comité Ejecutivo de FIFA y presidentes de las federaciones, por parte del Comité Organizador de la Copa del Mundo gracias al exmiembro de FIFA Mohamed Bin Hamman para asegurarse la sede.

Posteriormente, el diario France Football presentó otro extenso documento con las mismas acusaciones, por lo que el Comité de Ética de la FIFA suspendió a sus miembros Amos Adamu y Reynald Temarii tras ser investigados por corrupción. Temarii, de Tahití, fue suspendido por un año y multado con US$5.000 por violar el código de ética, mientras el nigeriano Adamu fue suspendido por tres años y multado con US$10.000 por violar cinco artículos del código de ética, incluyendo uno por sobornos.

Excesivos gastos en Brasil 2014

El Mundial de Brasil 2014 será recordado como uno de los mejores en el aspecto deportivo, pero en la parte logística hay grandes dudas por los gastos excesivos e imposiciones en la construcción de estadios e infraestructura.

De acuerdo con las informaciones entregadas por el gobierno de Brasil y el Sindicato Nacional de Arquitectura, en la remodelación y construcción de los 12 estadios que sirvieron de sedes se gastó una cifra alrededor de $3400 millones, lo que la convirtió en la Copa del Mundo más cara de la historia.

Las protestas de los ciudanos no se hicieron esperar, pero el gobierno hizo caso omiso.

Además, la FIFA exigió que se permitiera la bebida de cerveza en los estadios para que sus patrocinadores pudiera venderla en las graderías durante el certamen.

Malas condiciones para trabajadores de Qatar

Ante la realización del Mundial en Qatar 2022 el gobierno fue criticado por incumplimiento de normas de seguridad mínimas para el millón y medio de inmigrantes que trabajan en los preparativos de la Copa del Mundo.

El periódico británico The Guardian publicó un informe donde denunciaba las críticas condiciones de los trabajadores en las obras de los inmuebles. Algunas entidades gubernamentales denunciaron la muerte de al menos 400 inmigrantes nepalíes en las labores de construcción.

La BBC de Londres viajó a Qatar a constatar las condiciones de los empleados, pero miembros de seguridad arrestaron al equipo periódistico. Los obreros describieron las condiciones en que trabajan como “patéticas y opresivas”.

Lea además: