Mariano Campos, del Icoder, dijo que se hicieron reparaciones sugeridas por la IAAF

Por: José Luis Rodríguez C. 30 julio, 2015

Luego de cumplir con las 16 mejoras que solicitó la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo (IAAF), la pista del Estadio Nacional recibirá este viernes el aval para registrar récords internacionales.

Los cambios expuestos por la IAAF, que fueron enviados al Icoder –dueño del Nacional– en un documento con fecha del 16 de marzo del 2012, fueron dirigidos por el estonio Valery Brukeyev, agrimensor certificado para efectuar dichos trabajos.

Según Mariano Campos, encargado del departamento de obras del Icoder, todos los puntos de la IAAF quedaron listos este miércoles, cuando Brukeyev envió a la entidad internacional el informe que solicita la certificación internacional de la obra.

“Valery nos dijo que el trámite consiste en enviar el informe, pagar a la IAAF y recibir el aval, el agrimensor nos dijo que eso dura dos días, por lo que mañana (viernes) tendremos la certificación”, expresó el funcionario.

Las palabras de Campos las secundaron Alba Quesada, directora del Icoder, y Carolina Mauri, ministra de Deportes, quienes no esperan trabas para el aval.

Ambas hablaron durante la conferencia de prensa del Campeonato Mayor de Atletismo Norte, Centroamérica y el Caribe, el cual reunirá a 29 países y más de 400 atletas en el Estadio Nacional entre el 7 y 9 de agosto próximo.

Cambios. Entre las mejoras que se le efectuaron a la superficie sintética del Nacional estuvo la precisión de las medidas reales de los ocho carriles de la pista.

También se constataron las medidas reales de los relevos, tanto en el de 4x100 como 4x400.

Mariano Campos indicó que otra reparación llevada a cabo fue en la pista de jabalina, ya que, según el informe que envió la IAAF, estaba incorrecta.

Las áreas de aterrizaje del salto triple y salto largo también fueron corregidas, debido a que los anchos no estaban idénticos.

Para solicitar la certificación de la pista el Icoder contrató a la empresa Superficies de Centroamérica, que subcontrató a Brukeyev y se comprometió en entregar el aval al Icoder.