Por: Fanny Tayver Marín 13 marzo, 2015

Andrey Amador no juega fútbol, pero tiene siete años de pertenecer al mejor equipo de ciclismo del mundo y él es titular indiscutible.

Si usted no había pensado eso, no se preocupe, porque ni el mismo Andrey sabe hasta dónde puede llegar, pero préstele atención y únase a todas esas personas que se desvelan cada vez que él compite.

Algunos no entienden su rol, pero al igual que en el fútbol el delantero necesita recibir centros, en el ciclismo el líder necesita de su gente de confianza para tener piernas frescas y dar la estocada.

En esta Tirreno Adriático, Andrey defiende, recupera y centra para que Nairo Quintana haga el gol de la victoria. Quizás, así se entienda un poco mejor, porque como dice Bradley Wiggins: “Andrey es un gran talento”.

Etiquetado como: