Con un toque y un error, Gregor Blanco impulsó la carrera para el triunfo, 5 a 4

 15 octubre, 2014
El venezolano de los Gigantes Gregor Blanco llega safe a primera, mientras el segunda base de San Luis, Kolten Wong, intenta atrapar un mal tiro. | AP
El venezolano de los Gigantes Gregor Blanco llega safe a primera, mientras el segunda base de San Luis, Kolten Wong, intenta atrapar un mal tiro. | AP

San Francisco. AP Un mal tiro del relevista Randy Choate tras un toque de pelota del venezolano Gregor Blanco en la décima entrada derivó en que los Gigantes de San Francisco superaran ayer, por 5-4, a los Cardenales de San Luis y tomaran una ventaja de 2-1 en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Brandon Crawford gestionó un boleto en ocho lanzamientos de Choate al comienzo del episodio. Con ello terminó una racha de 16 Gigantes retirados en fila desde que Tim Hudson pegó un sencillo en la cuarta entrada, con dos outs .

Luego de fallar dos intentos de sacrificio, el dominicano Juan Pérez conectó un sencillo, lo que trajo a Blanco a la caja de bateo.

El venezolano envió su primer toque a terreno de foul , pero luego dirigió la pelota hacia el montículo y el tiro de zurda de Choate se fue por encima de Kolten Wong, quien había cubierto la inicial.

Randal Grichuk había empatado el encuentro con un jonrón solitario en el sétimo inning.

El cuarto juego de esta serie a siete enfrentamientos se realizará hoy, a las 6 p. m. (hora tica). Ryan Vogelsong lanzará por Gigantes, contra Shelby Miller.

La victoria, que dejó a los Cardenales tendidos en el terreno, llegó 12 años después de la fecha en que un sencillo de Kenny Lofton en el noveno capítulo resolvió la Serie de Campeonato de 2002 frente a los propios Cardenales. Los Gigantes fueron a la Serie Mundial.

Del otro lado. En tanto, Billy Butler produjo la carrera de la ventaja en el sexto inning, y el bullpen de los Reales resultó tan esplendoroso como dos jugadas defensivas de Mike Moustakas para que Kansas City venciera el 2-1 a los Orioles de Baltimore y se colocara a solamente una victoria de la Serie Mundial.

El antesalista Moustakas realizó dos jugadas de fantasía y los relevistas de Kansas City maniataron a los Orioles para salvaguardar la ventaja mínima. Así, los Reales hilvanaron siete victorias al hilo.