Por: Diego Ureña S. 26 mayo, 2014

El Thunder de Oklahoma logró su primera victoria en la final de la Conferencia Oeste tras dos derrotas ante los Spurs de San Antonio.

El equipo de Kevin Durant ganó con un marcador de 106-97 en el primer juego que tenían en casa y demostró que aún están vivos en una serie que muchos auguraban sería sencilla para sus rivales, tras dos pesadas derrotas en Texas.

El Thunder al fin recuperaba al congoleño Serge Ibaka, que se perdió los primeros dos juegos por una lesión y eso le dio una alternativa más en el ataque, por lo que Durant quedó más libre. El regreso del africano estuvo mejor de lo esperado y finalizó con 15 puntos y 7 rebotes.

Serge Ibaka celebra en el primer juego que pudo disputar de la final de la Conferencia Oeste, entre el Thunder, su equipo, y los Spurs. | EFE
Serge Ibaka celebra en el primer juego que pudo disputar de la final de la Conferencia Oeste, entre el Thunder, su equipo, y los Spurs. | EFE

Los Spurs llegaron con la misma parsimonia que les caracteriza y durante el primer cuarto mantuvieron el juego empatado.

Ya en el segundo período fue cuando Oklahoma empezó a sacar una diferencia que llegó hasta los nueve puntos, gracias a un buen aporte de siete puntos de Durant.

El mejor momento del partido se vivió justo antes del mediotiempo, cuando el argentino Manu Ginobili y el local Russell Westbrook se enfrascaron en un duelo de dos triples cada uno para dejar un 57-54 en el marcador.

El tercer cuarto fue el mejor del Thunder, que terminó con una ventaja de siete unidades.

Oklahoma mantuvo el nivel en el cuarto período y durante los primeros dos minutos duplicó la ventaja para llegar a un 90-76.

Ese margen se mantuvo hasta el final del partido y ahora el Thunder tendrá la oportunidad de empatar la serie en su segundo juego en casa, que se realizará mañana a las 7 p. m. (hora de Costa Rica).

Pero para que eso ocurra, Kevin Durant y Russell Westbrook deben tener una noche tan buena como la de este domingo, en la que ambos superaron los 25 puntos y además fueron los mejores en los rebotes con 10 y 8, respectivamente.

La otra final de conferencia entre el Heat de Miami y los Pacers de Indiana tendrá su cuarto juego esta noche, a las 6:30 p. m.

El Heat lleva la ventaja de 2-1 y tiene la ocasión perfecta para aumentarla ya que juega en su estadio y viene de racha con dos triunfos.

Miami, bicampeón actual, está a dos triunfos de su cuarto título de conferencia consecutivo, todos de la mano de LeBron James.