8 marzo, 2013

Sabana. En el mundo del patinaje hay una máxima: patinador sin cicatrices no es patinador.

Ayer, durante las competencias de 200 metros contra reloj y 20.000 metros eliminación de los Juegos Deportivos Centroamericanos, los atletas tenían esas marcas que cuentan historias en sus piernas.

Algunas de aquellas son de justas pasadas; otras recuerdan que las cosas se deben hacer de la mejor manera; todas se exhiben esas cicatrices con orgullo, como medallas del deporte que más los apasiona.

“Esta me la hice en unos Juegos Nacionales cuando choqué con un compañero y esta durante un entrenamiento”, señalaba orgulloso Odir Miranda, atleta Salvadoreño que ya tiene tres preseas de oro en las justas centroamericanas.

Resultados de ayer. La jornada se inició con la intensidad de los 200 metros contrarreloj.

En la modalidad femenina, el oro fue para la guatemalteca Diana Soberanis, la plata se la dejó Evelyn Ramos de El Salvador.

Finalmente, el bronce se quedó en casa gracias a la actuación de Jennifer Monterrey.

El cuscatleco Miranda se dejó el oro y el tico Marlon Oreamuno se dejó la presea plateada, mientras que el bronce fue para Gabriel Cisneros de Panamá.

En los 20.000 metros eliminación Costa Rica llevó dos preseas más al medallero.

La talentosa Susan Piedra llegó a su segunda medalla de oro, mientras que Bayron Sánchez consiguió la presea de bronce.

Etiquetado como: