Por: Diego Ureña S. 8 junio, 2014

El Heat enfrentará el segundo juego contra los Spurs con un pensamiento muy positivo en su mente: en las tres finales que ganaron sus cetros anteriores, iniciaron con una derrota.

Tras perder el primer duelo en San Antonio, los hombres de Miami están muy positivos para este segundo encuentro y buscan una revancha como visitante.

El Heat es especial en conseguir venganza: en las últimas 12 derrotas que sufrió rebotó con un triunfo, casi siempre con un desempeño arrollador.

Para lograr esta hazaña de vencer de visitante, los actuales bicampeones de la NBA necesitan corregir el mal desempeño que tuvieron en el cuarto final del primer juego, donde permitieron 36 puntos de los Spurs.

LeBron James se entrenó ayer con el Heat pero antes de eso recibió tres bolsas de fluido intravenoso para estar listo para el segundo duelo. | AP
LeBron James se entrenó ayer con el Heat pero antes de eso recibió tres bolsas de fluido intravenoso para estar listo para el segundo duelo. | AP

El segundo duelo promete ser aún más emocional, con un LeBron James que busca reivindicarse tras salir lesionado en encuentro inicial y un Tony Parker que dice ya estar totalmente recuperado de su tobillo.

“Ahora sólo tengo que decirles que no se preocupen, estaré ahí el domingo. No me esconderé", declaró James a la agencia AFP.

Mientras que los Spurs se plantean un reto para ganar el segundo juego, repetir durante todo el juego lo que hicieron en el último cuarto de duelo del jueves.

En ese período tuvieron una efectividad de 88% en los tiros y anotaron los seis lanzamientos de tres puntos que lanzaron.

“Estuvimos en la misma situación y sabemos que pueden ganar aquí”, advirtió Parker del rival que les ganó la final el año pasado.