Oeste pierde el Juego de las Estrellas por primera vez en cuatro años

Por: Diego Ureña S. 17 febrero, 2014
Carmelo Anthony (azul), del Este, le gana la pelota al imponente Blake Griffin, del Oeste, en el Juego de las Estrellas de la NBA. Este encuentro se realizó en el estadio Smoothie King Center en Luisiana, Nueva Orleans. | AFP.
Carmelo Anthony (azul), del Este, le gana la pelota al imponente Blake Griffin, del Oeste, en el Juego de las Estrellas de la NBA. Este encuentro se realizó en el estadio Smoothie King Center en Luisiana, Nueva Orleans. | AFP.

La Conferencia del este ganó un histórico Juego de Estrellas, ya que fue el que mayor anotaciones tuvo al finalizar con un 163-155.

Por primera vez un equipo en este duelo superó los 155 puntos, cifra que anteriormente solo se había logrado en 2003 y en ese año hubo dos prórrogas en el encuentro.

El jugador más valioso del encuentro fue Kyrie Irving de los Cavaliers de Cleveland, quien hizo 31 puntos y 14 asisitencias, un valuarte de la ofensiva del Este.

Pese a esto, Irving no fue el mayor anotador, pues en la Conferencia del Oeste destacaron con números impresionantes Blake Griffin y Kevin Durant, con 38 unidades cada uno, más la derrota les privó del honor de ser el MVP.

El partido fue quizás uno de los más cerrados en la historia de la NBA y se mantuvo empatado hasta cuando faltaban solo un minuto y 41 segundos del último cuarto.

Con el marcador empatado a 155, el Oeste pudo irse arriba, pero Kevin Durant falló un tiro de dos puntos y ahí empezó el martirio para su equipo que no logró una canasta en todo el tiempo restante.

Fue entonces cuando aparecieron las estrellas del Este, entre Carmelo Anthony y LeBron James atacaron a base de triples a sus rivales, y en poco tiempo ya sacaban seis puntos de diferencia.

Medio minuto quedaba en el reloj y una falta fue la que terminó definir el marcador. Paul George anotó los dos libres y ya el Este era inalcanzable con un 163-155.

Esta fue la primera derrota del Oeste en cuatro años,

Volcadas. Esta semana de las estrellas fue un dominio del Este pues John Wall también resultó ganador de la competencia de volcadas, al realizar un salto por encima de la mascota de su conjunto, los Wizards de Washington.

John Wall junto a Paul George y Terrence Ross fueron los vencedores indiscutibles del concurso de clavadas en el formato que se estrenó este año, para que la Conferencia del Este ganara el sábado el desempate 2-2 a las estrellas de la Conferencia del Oeste.

A la volcada del novato de sacramento Ben McLemore, que saltó sobre Shaquille O'Neal sentado en un trono real, Wall respondió con una mejor. La mascota de los Wizards, el G-Man, sostenía la pelota arriba de su cabeza, Wall la toma, la pasa entre sus piernas y la clava a dos manos de espalda al aro.

“Fue apenas la segunda vez que lo hacía. La primera fue el jueves. Así que me sentí suelto y sabía que era una clavada que no se había intentado antes”, apuntó Wall.

Esta fue la edición número 63 del Juego de las Estrellas de la NBA y se realizó en Nueva Orleans.

Etiquetado como: