Autoridades aceptan los hechos, pero no darán nombres de jugadores ni de sus equipos, de acuerdo a los procedimientos normales en estos casos.

 6 agosto, 2013

México D. F.

Esta es la escueta nota publicada en su página por la Federación Mexicana de Fútbol en la que acepta que hubo dos dopados en el pasado campeonato de Primera División azteca.
Esta es la escueta nota publicada en su página por la Federación Mexicana de Fútbol en la que acepta que hubo dos dopados en el pasado campeonato de Primera División azteca.

La Federación Mexicana de Fútbol (FMF) informó que detectó dos casos de dopaje durante la primera jornada del Torneo Apertura 2013 del fútbol local, aunque no precisó los nombres de los jugadores ni el club al que pertenecen.

Los resultados por parte del Laboratorio Nacional de Prevención y Control del Dopaje de la Comisión Nacional del Deporte, recibidos el 2 de agosto, “reflejan dos resultados analíticos adversos, razón por la cual se iniciará un procedimiento disciplinario”, informó la FMF en un escueto comunicado.

“Los nombres de los jugadores se mantendrán en confidencialidad hasta que se haya agotado el procedimiento correspondiente”, añadió el parte, haciendo referencia al artículo 74 del Reglamento Antidopaje de la FIFA.

La primera jornada del Apertura 2013, en la que participaron 14 de los 18 equipos mexicanos, se celebró del 19 al 21 de julio. En esa ocasión, estuvieron ausentes los clubes América, Chivas, Santos y Tigres.

El caso más reciente de dopaje en el fútbol mexicano es el de Omar Ortiz, quien fue inhabilitado en 2010 cuando era portero del Monterrey.

Actualmente se encuentra encarcelado por su presunta relación con un cártel de narcotraficantes y secuestradores.

Etiquetado como: