La ciclista chilena Maulen Muñoz corrió 4 etapas de la vuelta para entrenarse y para acompañar a su esposo, Gonzalo Garrido, del equipo Clos de Pirqué.

Por: David Vargas 29 diciembre, 2012
 Maulen Muñoz ingresa a la meta en la última etapa de la Vuelta Ciclística en Avenida Segunda. Atrás, el ciclista chileno Gonzalo Garrido. | DAVID VARGAS.
Maulen Muñoz ingresa a la meta en la última etapa de la Vuelta Ciclística en Avenida Segunda. Atrás, el ciclista chileno Gonzalo Garrido. | DAVID VARGAS.

San José (Redacción). Cuatro corredores chilenos representaron al equipo Clos de Pirqué en la Vuelta Ciclística Internacional a Costa Rica que finalizó este mediodía en San José. Pero una quinta pedalista representó un matrimonio unido por el amor al deporte de los pedales.

Maulen Muñoz, corredora profesional, aprovechó la participación de su esposo Gonzalo Garrido para acompañarlo y continuar con su régimen de preparación para el Panamericano de ciclismo de pista del próximo enero en Aguas Calientes, México.

Muñoz se unió a los rateros y completó cuatro de las doce etapas como parte de su entrenamiento. Según la chilena, la etapa de cierre –entre San Isidro de Pérez Zeledón y San José– fue la más dura de todas las que hizo. "Fue muy dura porque tiene un asenso de casi 50 kilómetros". dijo Muñoz en la meta este mediodía. Tocando su rueda trasera, Gonzalo Garrido la acompañaba a encontrarse con los demás integrantes del equipo Clos de Pirqué.

"Por supuesto que nos acompañamos mutuamente", enfatizó la deportista. "Él (Garrido) no corre en pista y me acompañará al Panamericano en Aguas Calientes .

Muñoz agregó que durante su estadía en Costa Rica, se levantaba a las 5 a.m. para completar sus prácticas para luego ver a Garrido correr en la Vuelta.

Gonzalo Garrido ganó la primera etapa de la Vuelta entre San José y Limón.

Etiquetado como: