Al final del partido entre Gremio y Huachipato, jugadores y cuerpo técnico se enfrascaron en una bronca.

 30 abril, 2013

Asunción (AFP). La Conmebol suspendió por seis partidos al técnico Vanderlei Luxemburgo, exentrenador de la selección de Brasil, por los incidentes que protagonizó después del partido que su actual equipo, Gremio, disputó el 18 de abril con el Huachipato de Chile en la ciudad de Talcahuano, por la última fecha del grupo 8 de la Copa Libertadores.

Luxemburgo fue multado además con $25.000 y su ayudante, el exjugador Emerson Ferreira, ligó ocho partidos de suspensión y una multa de $20.000.

El defensa de su equipo, Douglas, fue castigado con cuatro partidos de suspensión y una multa de $10.000.

En el cuadro chileno fueron suspendidos el defensa Juan Carlos Espinoza, con cinco partidos de suspensión y una multa de $10.000.

Su compañero en la zaga, Nicolás Núñez y el volante Francisco Arrué fueron castigados con tres partidos y $5.000 de multa cada uno.

El adiestrador del equipo, Jorge Pellicier ligó un partido de suspensión y $1.000 de multa, en tanto que su preparador físico, Marcelo Rosemlat, fue suspendido por un partido y $2.000 de multa.

En el final incidentado que dejó un empate 1-1 que clasificó al equipo brasileño, las plantillas de ambos equipos se enfrascaron en un enfrentamiento camino de los vestuarios, provocados según, los chilenos, por Luxemburgo.

Según Pellicier, su colega se le acercó para denigrarlo, lo que produjo la reacción de sus pupilos.

El brasileño se defendió diciendo que los chilenos lo agredieron “en forma premeditada”.

La Conmebol reveló que continúa analizando los informes para resolver si habrá más castigados.