Nigeriano se quejó de gritos que le hicieron aficionados de su equipo, el Betis.

 15 abril, 2013

Madrid (AFP). El nigeriano Nosa Igiebor, compañero del costarricense Joel Campbell, denunció este lunes a la prensa insultos racistas por parte de aficionados de su equipo en el derbi del pasado viernes ante el Sevilla (3-3).

El centrocampista, de 22 años, fue insultado mientras calentaba antes de entrar el viernes en el derbi disputado en el estadio Benito Villamarín.

El futbolista marcó el gol del empate en el minuto 89, poco después de ingresar en el campo, y celebró el tanto levantando el dedo corazón en dirección a una grada donde había aficionados de su equipo.

“Quiero pedir disculpas a los aficionados por un gesto que no estaba dirigido a ellos, pero no voy a tolerar el abuso racial que estaba recibiendo de unos pocos fanáticos descerebrados. Mi acto fue por frustración”, declaró Igiebor al diario Estadio Deportivo.