Exasistente técnico de Óscar Macho Ramírez aduce que hablar con la prensa lo puede afectar en el futuro.

Por: Johan Umaña V. 26 agosto, 2013
Un hecho curioso: Cuando Alajuelense posó para la foto oficial del presente torneo, Mauricio Montero prefirio no salir en ella y se quedó sentado en la gramilla del Morera Soto.
Un hecho curioso: Cuando Alajuelense posó para la foto oficial del presente torneo, Mauricio Montero prefirio no salir en ella y se quedó sentado en la gramilla del Morera Soto.

Grecia

Mauricio Montero, que fue destituido esta mañana como asistente técnico de la Liga Deportiva Alajuelense, prefirió no hablar del tema para no complicar aún más situación.

Raúl Pinto, presidente de Alajuelense, convocó la mañana de hoy lunes a una conferencia de prensa para informar que El Chunche fue separado por afirmar que bajo la dirección de técnicos anteriores, los jugadores no hacían trabajo técnico, lo cual explica, según Montero, el mal desempeño del club en los últimos juegos.

En su casa de habitación, en Grecia, y aún con vestimenta oficial del equipo manudo, El Chunche dijo que no sabía si continuaría trabajando para la institución, pues aún no le han ofrecido otro puesto.

Esto pese a que en la mañana de hoy lunes Pinto afirmó que Montero continuaría en las ligas menores.

“No quiero hablar porque me puede afectar a mi y a mi familia. Puedo perder el trabajo”, respondió Montero en forma cortés.

Por su parte, Luis Roberto Sibaja, director deportivo del club y quien se ve inmiscuido indirectamente en esta polémica, simplemente dijo que no tenía permitido hablar, al ser cuestionado en el estadio Alejandro Morera.