Cambió a sus futuras estrellas por solo un año garantizado de LeBron y Kevin Love

Por: Johan Umaña V. 11 agosto, 2014

Medio siglo sin un título, en ninguna disciplina, le ganó a Cleveland ser proclamada como la “ciudad más torturada deportivamente”. El mote se lo puso la cadena ESPN en 2004, cuando LeBron James jugaba su primera temporada.

Este 2014 la cuna del Rock&Roll cumple 50 años desde la última vez que celebró un título. Lo hicieron los Browns, una de las franquicias grandes del fútbol americano que, sin embargo, nunca ha ganado un Super Bowl (se inauguró en 1967).

La desesperación es tal que los Cavaliers están dispuestos a empeñar su futuro por –aunque sea– una oportunidad por el campeonato.

Solo así se explica que envíe las dos últimas primeras selecciones del draft (Andrew Wiggins y Anthony Bennett) a los Wolves a cambio de Kevin Love. No se cuestiona la calidad del alero que promedió 26 puntos y 12 rebotes en la pasada campaña; deja dudas el que solo le reste un año de contrato.

Es una apuesta similar a la que hicieron los Lakers con Dwight Howard hace dos años. El pivote solo estuvo por una temporada y luego de su partida el equipo sufrió la peor campaña en épocas recientes.

Es más, en su reinvidicativo regreso a Cleveland, James firmó un contrato por dos años con la opción de liberarse en próximo verano.

Por lo que los Cavs armarían un Big Three , junto al joven armador Kyrie Irving, y serían candidatos inmediatos a reinar en la Conferencia Este. Mas solo lo tendrían garantizado por un año: si James se marcha, también Love y ya no estaría la promesa del Mesías Wiggins.

“Mi meta número uno es ganar un campeonato aquí (Cleveland); sería el mayor logro en mi vida.

“Yo no pienso ir a ninguna parte. No tengo la energía para hacerlo de nuevo “, comentó LeBron en un acto benéfico el pasado sábado.

Sin embargo, muy pocos pensaron que dejara al equipo en ruinas hace cuatro años para ir a Miami.

Podrían bloquear el traspaso. El portal de Internet Yahoo! Sports informó el jueves pasado que la transacción por Love se blindaría con un acuerdo para que el potente alero firme un nuevo contrato con los Cavaliers por $120 millones y cinco temporadas el próximo verano.

Lo que encendió las alarmas en las oficinas de la NBA, en Nueva York. De ser cierto tanto los Cavs como los Wolves habrían incurrido en faltas al reglamento de la liga.

Según informa la prensa estadounidense, la liga se encuentra investigando el acuerdo e impediría el intercambio si llega a comprobar que Love llegó a un acuerdo, aunque sea solo de forma verbal, para la extensión de contrato.

El convenio colectivo de la NBA prohibe a los equipos negociar con jugadores que no sean suyos a menos que éstos se encuentren inmersos en la agencia libre.

En 2000 la NBA sancionó fuertemente a los Wolves por intentar un trato similar con Joe Smith. Le impuso a Minnesota una multa de $3,5 millones y la quito las cuatro primeras selecciones de draft .

Entretanto, ni los Cavaliers ni los Timberwolves han hablado públicamente sobre el acuerdo.

De cualquier manera, el cambio de jugadores no puede hacerse hasta el sábado 23 de agosto, 30 días después de que Wiggins firmó su contrato con Cleveland.