Hinchas violentos rompieron escaparates de tiendas y dañaron autobuses.

 12 abril, 2013

Casablanca, Marruecos (AFP). Cerca de 200 personas fueron detenidas tras unos incidentes violentos el jueves al margen de un partido de futbol entre el Raja Casablanca y el FAR Rabat, en el que se atacaron comercios y vehículos, según el ministerio del Interior.

Según constató el corresponsal de la AFP, los incidentes comenzaron con la llegada de los hinchas del FAR a Casablanca. Algunos de ellos “atacaron tiendas”, rompiendo los escaparates. También dañaron coches, autobuses y un tranvía.

En un comunicado publicado este viernes, el ministerio del Interior dijo que hubo “actos de vandalismo y destrucción de bienes públicos y privados (...) perpetrados por individuos justo después de su llegada a la estación de trenes de Casablanca, procedentes de Rabat”.

El partido opuso a los dos primeros de la clasificación de la liga marroquí, que finalmente empataron 1-1.

El futbol marroquí es víctima recurrente de episodios violentos, tanto dentro como fuera de los estadios. En la temporada 2011-2012, la Federación registró más de treinta incidentes en la primera y segunda divisiones.