Ambos pedalistas dejaron la competencia por problemas de salud.

 17 mayo, 2013
 Bradley Wiggins dejó el Giro por una infección pulmonar. / AFP
Bradley Wiggins dejó el Giro por una infección pulmonar. / AFP

Busseto, Italia (AFP). Los ciclistas Ryder Hesjedal (Canadá) y Bradley Wiggins (Gran Bretaña) abandonan este viernes el Giro de Italia antes de la salida de la etapa 13 en Busseto (norte de Italia).

“Me rompe el corazón”, declaró Hesjedal, que en la clasificación general estaba a más de media hora del líder Vincenzo Nibali, y empezó a descolgarse en la contrarreloj del pasado sábado con meta en Saltara (etapa 8).

“He centrado mi temporada en el Giro, pero he sufrido desde la contrarreloj. No sabemos cuál es el problema. Puede que sea un virus, o una alergia. Mi estado de salud no hace más que empeorar. La etapa de ayer (jueves) fue demasiado para mí. Es hora de que vuelva a casa y me recupere”, declaró el canadiense.

En la clasificación general, el canadiense, que vive en Hawái durante el invierno, ocupaba la plaza 38, a 32 minutos y 55 segundos de Nibali.

Por su parte, Wiggins, exganador del Tour de Francia, dejó la competencia a causa de una infección pulmonar. Tuvo un rendimiento decepcionante.

Wiggins se retiró por recomendación médica, precisó su equipo Sky, que evocó “una agravación de su infección pulmonar” después de haber pedaleado bajo la lluvia en la última etapa hasta Treviso.

“Su infección pulmonar empeoró y la salud de nuestros ciclistas siempre es nuestra preocupación principal”, declaró Dave Brailsford, mánager de la formación británica.

“Bradley quería seguir pero simplemente no puede por motivos médicos”, agregó.