A Karl-Heinz Rummenigge le molesta no contar con jugadores para la final de la Copa de Alemania.

 30 mayo, 2013
 Dante (centro) celebró con Xherdan Shaqiri y Manuel Neuer la corona del Bayern de Múnich en la Bundesliga. / Archivo
Dante (centro) celebró con Xherdan Shaqiri y Manuel Neuer la corona del Bayern de Múnich en la Bundesliga. / Archivo

Berlín (AFP). El Bayern de Múnich mostró su enojo este jueves por el hecho de tener que jugar el sábado la final de la Copa de Alemania, ante el Stuttgart en Berlín, sin sus jugadores brasileños Luiz Gustavo y Dante, convocados por la Seleçao.

El presidente del club campeón de Alemania y de Europa, Karl-Heinz Rummenigge, consideró “inaceptable” tener que contar con esas dos bajas para un partido importante.

El Bayern se mide al Stuttgart en el estadio Olímpico de la capital alemana con la posibilidad de convertirse en el primer equipo alemán en firmar el triplete Bundesliga-Liga de Campeones-Copa de Alemania, un desafío histórico en el que el club está muy interesado.

El centrocampista defensivo Luiz Gustavo y el defensa central Dante se perderán esa cita berlinesa ya que han sido convocados por Brasil para la reunión del equipo nacional, dos semanas antes del inicio de la Copa de las Confederaciones, que se juega del 15 al 30 de junio en Brasil.

Según Rummenigge, los jugadores no tenían margen para rechazar su convocatoria con la canarinha, ante la posibilidad de ver terminada su carrera como internacionales.

“Me hubiera gustado debatir sobre esta cuestión. Lo encuentro inhumano, lamentable, injusto e inaceptable”, dijo Rummenigge, que habló de las presiones a las que habían tenido que enfrentarse sus dos jugadores brasileños, por parte de los responsables del futbol de su país.

“No podíamos hacer nada”, sentenció, pese a que el entrenador Jupp Heynckes, el director deportivo Matthias Sammer, los jugadores y él mismo habían tratado de encontrar una solución.

“Tengo la impresión de que existía una especie de terror psicológico sobre ellos, como si su carrera como internacionales hubiera quedado terminada si no llegaban a tiempo”, subrayó.