Los hermanos fueron los grandes vencedores al ganar tres categorías

 28 enero, 2013

Por más que lo intentó, el espeso barro de Cartago no logró detener a los hermanos Sánchez, que ayer ganaron el desafío 4x4.

Juan Jerónimo y Juan Carlos Sánchez utilizaron la adrenalina a su favor y la transformaron en el combustible perfecto para ganar.

“Estamos muy felices; tenemos mucho tiempo de practicar esto y aquí está el premio”, expresó Juan Carlos Sánchez.

Los Sánchez se adjudicaron las categorías de ocho cilindros, absoluta y de la prueba Winch Wram.

Esta última prueba es la que realizan los copilotos de cada equipo al finalizar cada vuelta y que en esta ocasión contaba por aparte.

“Fue una competencia dura en ciertas partes, pero somos un buen equipo. Nos llevamos muy bien”, comentó Juan Jerónimo.

El Campeonato Nacional Desafío 4x4 fue todo un espectáculo en el Hipódromo de Cartago .

Los pilotos optaron por sacar a relucir sus mejores maniobras ante un público 100% fiebre al deporte de los motores.

Con saltos, derrapes y más de un carro con las llantas para arriba, los audaces choferes se echaron al bolsillo al público presente.

El circuito iniciaba con una curva repleta de barro, donde los pilotos se topaban con una de las pozas cargadas de agua.

Junto a esto se encontraban unos grandes troncos de madera que dificultaban la travesía.

Además, las trampas de barro, los montículos de tierra y un rocoso tramo de 50 metros definían una de las peores partes del camino.

Pero el vértigo fue mucho más palpable en una montaña de ocho metros de descenso vertical.

La carrera contó con un total de 61 participantes entre las categorías de cuatro, seis y ocho cilindros (la más atractiva para el público).

En cuatro cilindros, los ganadores fueron Jorge Gutiérrez y Héctor Rosas, mientras que Gustavo Canales y Angie Bonilla se dejaron la de seis cilindros.

Y así concluyó el Campeonato Nacional Desafío 4x4, donde ni siquiera el espeso barro pudo detener la adrenalina de los motores.

Etiquetado como: