6 septiembre, 2016
Foto: Jose Cordero
Foto: Jose Cordero

La Sabana

Poco le importó a la afición que la Sele tuviera amarrado el boleto a la hexagonal.

Foto: Mayela López
Foto: Mayela López

Miles de costarricenses coparon, este martes, las tribunas del Estadio Nacional bajo la premisa de alentar al llamado equipo de todos en un juego en el que la defensa del orgullo estaba de por medio más allá de cualquier botín de puntos.

Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco

Aún con el recuerdo fresco del Mundial de Brasil, el recinto josefino vivió una fiesta tricolor en la que, desde el minuto uno, los ticos se convirtieron en un jugador adicional.

Ataviados con la camiseta de la escuadra patria, los seguidores nacionales cargaron de emotividad la noche en La Sabana, recordando las grandes jornadas eliminatorias.

A partir de noviembre cuando comience la recta final hacia Rusia, la comunión afición-equipo será determinante en procura de amarrar el quinto pasaje hacia otra Copa del Mundo.

Foto: Rafael Pacheco
Foto: Rafael Pacheco
Foto: Mayela López
Foto: Mayela López
Foto: Jose Cordero
Foto: Jose Cordero
Foto: Mayela López
Foto: Mayela López
Foto: Jose Cordero
Foto: Jose Cordero