Por: Harold Leandro C. 27 agosto, 2012
 Así estaba la gramilla del Saprissa antes del clásico. | EYLEEN VARGAS.
Así estaba la gramilla del Saprissa antes del clásico. | EYLEEN VARGAS.

Reparar los drenajes de la cancha sintética del estadio Ricardo Saprissa obligará al club tibaseño invertir $30.000 (¢15 millones), explicó el presidente de ese plantel, Juan Carlos Rojas.

El jerarca analizó el tema luego de que la gramilla se anegara antes y durante el clásico del sábado en la noche ante Alajuelense.

“Cuando se inauguró la gramilla (el 26 de agosto del 2010) tal vez no se dejaron ciertas previstas. Los drenajes no se hicieron con la suficiente holgura y se fueron llenando de arena y caucho de la misma cancha, material que se compactó, lo cual hace que no se filtre el agua como debería. Ahora tenemos que destinar un presupuesto para ello”, dijo el dirigente en la aún mojada cancha tras el empate a dos.

Explicó que los trabajos de reparación se harán por fases.

“Se aprovechará que luego de un partido de visita tengamos una semana larga (o sea, que el equipo no juegue entre semana). Entonces, en esos diez días haremos una parte y luego, otra parte”.

Rojas afirmó que esa no fue la primera vez que se inundó la gramilla, pues sucedió lo mismo en el juego entre Uruguay Carmelita disputado el 9 de agosto pasado (victoria verdolaga, 0-1).

Además, descartó que su equipo analice variar el día o la hora de los partidos cuando sea casa, para así evitar los efectos de la lluvia.

“Siempre hay riesgo en todo juego. Si los hacemos los domingos a las 11 a. m. es por el efecto del sol en una cancha sintética, la cual produce mucho calor y provoca ampollas en los pies de los jugadores.

”En invierno, existe menor probabilidad estadística de que llueva a las 8 p. m. que a las 4 ó 5 p. m.”.