Jóvenes y adultos mayores trabajan ad honorem

Por: Gloriana Corrales 8 marzo, 2013

San José (Redacción). Un grupo de 1467 personas, entre ellos jóvenes y adultos mayores, participan de forma voluntaria en los Juegos Centroamericanos. Ellos se autodenominan “los apaga incendios”.

No reciben un salario, si alimentación y en algunos casos transporte, pero todos los días ingresan a las 6 a.m. con su pantalón negro y una camisa verde, dispuestos a colaborar en las distintas disciplinas que se desarrollan.

“Colaboran en todas las comisiones y disciplinas. Limpian las butacas y recogen los escombros. Por ejemplo, en estos momentos trabajan en la pista de atletismo”, expresó Rebeca Calvo Madrigal, coordinadora de la Comisión de Voluntariados.

Estas personas fueron seleccionadas entre 5000 concursantes, los cuales llenaron la boleta de inscripción en la página web de los Juegos Centroamericanos.

Los voluntarios deben cumplir el requisito de tener como mínimo 18 años, mientras que no existe un tope respecto al máximo de edad.

Incluso hay personas adultas mayores que están colaborando; tal es el caso de San Francisco de Dos Ríos, donde el 90% de voluntarios pertenecen a este grupo poblacional.

“Ellos son muy responsables. Son voluntarios operativos y los llamamos así porque son los encargados de cubrir el segundo anillo, hablo de la gradería, boletería, cuidado de la prensa, camerinos e hidratación”, señaló Calvo.

La coordinadora indicó que un día antes se encargan de montar toda la ruta de supervisión, la ruta de alimentación y la hidratación para los colaboradores.