Opinión

La realidad del TLC en México

Actualizado el 16 de septiembre de 2007 a las 12:00 am

La extrema pobreza cayó del 36% al 14% en 10 años, según The Economist

Opinión

La realidad del TLC en México

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La realidad del TLC en México  - 1
ampliar
La realidad del TLC en México - 1

Los opositores del TLC han echado mano a todo tipo de mitos para tratar de convencer a los costarricenses a votar NO el próximo 7 de octubre. Una de las mentiras que más ha calado en la población es el supuesto fracaso de México en su TLC con Estados Unidos. La gente del NO habla de la pérdida de millones de empleos, el empobrecimiento masivo de ese país y, como consecuencia, el aumento de la migración hacia suelo estadounidense. Según ellos, a Costa Rica le aguarda una suerte similar si aprobamos el tratado en el referéndum.

La realidad mexicana es muy diferente de este escenario fatídico que nos presentan. En primer lugar, es cierto que México experimentó un aumento importante en la pobreza a mediados de la década de los noventa. La gente del NO achaca este fenómeno a la entrada en vigencia del TLC con Estados Unidos. No obstante, la historia es más compleja.

Recordemos que en 1995 México experimentó una de las peores crisis económicas en su historia. Las causas de este descalabro poco tenían que ver con el TLC, y de hecho estallaron antes de que este entrara en vigencia. En 1994, meses antes de las elecciones presidenciales, el candidato del PRI –y virtual futuro presidente de México–, Luis Donaldo Colosio, es asesinado en un mitin político en Tijuana.

Este magnicidio tuvo enormes repercusiones en la imagen internacional de México como un país seguro para la inversión internacional. En momentos en que el país se debatía entre la democracia y la autocracia, el asesinato acrecentó los temores sobre la estabilidad política mexicana.

La inversión extranjera que había empezado a llegar en años anteriores con la perspectiva de un TLC con Estados Unidos empezó a abandonar el país en cantidades crecientes, lo que generó una ola de pánico en toda la economía. El 20 de diciembre de 1994, la salida masiva de capital provocó el derrumbe del peso mexicano, el cual perdió más del 60% de su valor en relación con el dólar en tan solo tres días.

Había empezado lo que luego sería conocido como la “Crisis del Tequila”. En 1995 la economía se contrajo en un 6,2% y la inflación se disparó al 52%. La pobreza aumentó en casi 20 puntos porcentuales.

Después de la crisis. Nótese que el TLC con Estados Unidos entró en vigencia el 1 de enero de 1995, semanas después del estallido de la crisis, por lo que no se le puede achacar el dramático aumento de la pobreza experimentado ese año.

Todo lo contrario, gracias precisamente a este acuerdo comercial, la economía mexicana se pudo recuperar rápidamente, a diferencia de lo acontecido durante la crisis de la deuda de 1982 en donde México perdió toda una década de crecimiento.

Según estadísticas del Instituto Mexicano de Seguridad Social, de 1998 a la fecha la economía mexicana ha generado poco más de 4.800.000 empleos formales. Tan solo el año pasado se crearon más de 900.000 puestos de trabajo, como lo reseña la revista The Economist en su edición del 16 de agosto. Se calcula que uno de cada dos empleos que se generan en este país está asociado directa o indirectamente al comercio internacional.

Además, la pobreza ha experimentado una fuerte reducción también. Esta revista indica que en la última década, la pobreza extrema, definida como la incapacidad de alimentar a una familia, cayo del 36 al 14 por ciento. Según informa, “aproximadamente 15 millones de hogares de 27 millones podrían tener ingresos de clase media para el año 2012”.

Además, destaca que “los ingresos de la mitad más pobre de la población están aumentando más rápido que el promedio”.

Es así como el coeficiente Gini –que mide la distribución del ingreso en un país– muestra una clara mejoría en la última década.

No todo es color de rosa en México. Grandes sectores de la población continúan sumidos en la pobreza y la migración hacia el norte es una realidad de todos los días. Sin embargo, afirmar que los mexicanos están peor que hace 12 años debido a este acuerdo comercial es una gran mentira.

  • Comparta este artículo
Opinión

La realidad del TLC en México

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota