Opinión

El voto de la Sala y los especialistas

Actualizado el 26 de mayo de 2015 a las 12:00 am

Opinión

El voto de la Sala y los especialistas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Dos situaciones me llevaron en el 2011 a recurrir a la Sala Constitucional: escuchar el constante clamor de muchos enfermos, quienes tenían que esperar meses e incluso años para ser vistos por un especialista, mientras sus males y dolores crecían y sus esperanzas se disipaban.

Por otro lado, no podía permitir que en pleno siglo XXI y aquí en Costa Rica se estuviera dando un acto de discriminación. Hace muchos años, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y la Universidad de Costa Rica (UCR) suscribieron un reglamento para regular la especialización de los médicos en los hospitales del Seguro Social, pero autorizaba ese gran paso solo a los estudiantes que ingresaban a estudiar alguna especialidad en el posgrado de dicha universidad estatal, lo cual ha dejado por fuera de esta posibilidad a la Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed) a pesar de las múltiples solicitudes que realizó.

En el 2011, llevábamos ya tres años de hacer múltiples gestiones y solicitudes a las autoridades de la CCSS para que la Ucimed pudiera suscribir un convenio similar al de la UCR para formar especialistas y contribuir a la solución de este problema que agobia al país, pero nunca recibí una respuesta favorable, por lo cual decidí llevar esta lucha a la Sala Cuarta. La sentencia 2015-6840 del 13 de mayo nos da la razón y acaba con un acto inconstitucional y discriminatorio.

Necesidad apremiante. Fue un paso trascendental para solucionar el faltante de especialistas y la lista de espera, problema que no es solo de la Caja Costarricense de Seguro Social sino del país; es una emergencia nacional y ya no hay tiempo para egoísmos e intereses de ciertos sectores.

La Ucimed cuenta con 37 años de existencia y experiencia en la formación de profesionales de calidad. Fue la primera universidad privada a la que el Sinaes le acreditó la carrera de Medicina, en el 2003, y en dos ocasiones la ha reacreditado.

El país necesita más especialistas, no lo digo yo solamente, lo dicen el Colegio de Médicos, la propia Caja Costarricense de Seguro Social y los sindicatos. Del 2000 a esta fecha, la CCSS ha hecho 23 estudios sobre la necesidad de la formación de especialistas, pero la situación no se resuelve, más bien se agrava.

Se preguntarán, ¿por qué la CCSS tiene que formar especialistas para el sector privado? Existe una realidad: aunque los residentes firman un contrato donde se comprometen a mantenerse en la institución cuando terminen los estudios, muchos deciden rescindirlo para ir a laborar en el campo privado. Es decir, no se puede garantizar que todos los estudiantes que ingresan al posgrado de la UCR se quedarán laborando en la institución luego de finalizar la especialidad.

La Sala Constitucional obliga a la Caja Costarricense de Seguro Social a dar este paso para solucionar un problema que le afecta a usted, a sus papás, a sus hijos. Hay mucho por hacer, como poner en marcha la enseñanza de las especialidades en los hospitales periféricos, mejorar la planificación y la gestión por parte de la CCSS en la formación de especialistas, y aumentar los turnos hospitalarios. Por otra parte, se debe mejorar la infraestructura, sobre todo incrementar el número de salas de operaciones y consultorios para especialistas.

Confío en que pronto las autoridades de la CCSS me citen a una reunión, luego de esta nota en la que me pongo a sus órdenes para analizar el futuro convenio.

(*) Pablo Guzmán Stein es rector de la Ucimed.

  • Comparta este artículo
Opinión

El voto de la Sala y los especialistas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota