Opinión

El verdadero poder de la radio

Actualizado el 16 de enero de 2014 a las 12:00 am

Opinión

El verdadero poder de la radio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La radio es efectiva y está vigente. Los estudios de audiencia y la inversión publicitaria lo demuestran y la siguen colocando como el medio más influyente de acceso libre y gratuito, que informa y entretiene en los lugares más recónditos.

Lo externado por el periodista Álvaro Campos Solís en el artículo “El gastado poder de la radio”, publicado en este diario el pasado 6 de enero carece de fundamento estadístico, tiene una visión desenfocada de la realidad y refleja su percepción personal sobre el medio.

La radiodifusión no se quedó en los tiempos pasados. Las radioemisoras comprenden el uso eficaz y eficiente de las nuevas tecnologías como dispositivos móviles, Internet y redes sociales. Hoy día ofrecen, además de la señal en el dial, varias plataformas de acceso para que sus oyentes las usen fácilmente en sus dispositivos.

Ya no es necesario tener un aparato de radio para escuchar la emisora favorita, basta con buscarla en Internet o, inclusive, descargar su aplicación, en el caso de los teléfonos inteligentes, para disfrutar de sus contenidos en cualquier lugar. Además, las emisoras cuentan con una presencia importante en las redes sociales que refuerzan la cercanía que este medio tiene con su audiencia.

Ese es el poder de la radio. Sigue estando vigente, es el medio de comunicación importante y necesario para el desarrollo integral del ser humano y de las comunidades.

Por su parte, las emisoras culturales, denominadas “pequeñas” por su cobertura, son en realidad enormes a nivel del impacto que generan debido al aporte del contenido formativo que transmiten en regiones alejadas del país, tales como La Cruz, en Guanacaste, el territorio Maleku, en Guatuso de Alajuela, o la comunidad Bibri, en Talamanca, Limón, solo por citar tres ejemplos.

La empresa de medición de audiencias a nivel mundial Ipsos Media CT realiza el Estudio General de Medios (EGM) diariamente en nuestro país y presenta datos en oleadas trimestrales. Entre otras conclusiones, este estudio descubre que un 40% del total de individuos entrevistados “no podrían vivir sin la radio”, en comparación con otros medios nacionales. El estudio revela, además, que, a lo largo del día, la radio sigue siendo “consumida” por un alto número de oyentes.

PUBLICIDAD

Datos contundentes mostrados en las mediciones, certificados y auditados, señalan que nueve de cada diez personas escuchan radio diariamente, y que la radio tiene el consumo más elevado de todos los medios porque el promedio por día de escucha real es de 4 horas y 44 minutos. Este dato está muy por encima de su inmediato seguidor, que solo promedia un tiempo real de consumo de 3 horas y 44 minutos. Este tiempo de consumo ha mantenido esta tendencia y aumenta de forma sostenida de acuerdo a los datos encuestados durante los últimos tres años.

Asimismo, el EGM confirma que, aun siendo Costa Rica un país con una población de 4,5 millones de personas, más del 90% escuchan radio, y algunas emisoras cuentan con varios cientos de miles de oyentes al mes.

En este momento, millones de personas en todo el mundo están riendo, cantando, aprendiendo e, incluso, participando al aire en un programa de radio.

El verdadero poder de la radio no es ella misma, son sus oyentes, que pueden disfrutar de este medio como un complemento que los acompaña, incluso mientras realizan otras labores, sin distraerlos.

La flexibilidad y la adaptabilidad de la radio permiten que llegue a los lugares donde la tecnología de punta aún está ausente, y, a la vez, le siga el pulso a los avances tecnológicos, lo cual nos hace augurar que tendremos radio para rato.

  • Comparta este artículo
Opinión

El verdadero poder de la radio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota