Opinión

Una verdadera atención primaria de la salud

Actualizado el 08 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Parte de la crisis de la CCSS radica en los modelos de atención existentes

Opinión

Una verdadera atención primaria de la salud

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Atención Primaria de Salud es el primer nivel de contacto de los individuos, familia y comunidad con el sistema de salud llevando lo más cerca posible la atención al lugar donde residen y trabajan las personas y constituye el primer elemento de un proceso permanente de asistencia sanitaria (OMS).

Nuestro país ha pasado por situaciones de impacto en la forma de atención a la población; desde la reforma del sector salud hasta la época actual, los cambios han sido constantes pero no lo suficientes como para establecer un modelo que permita el adecuado proceso de construcción de la salud.

Los principios de la APS han evolucionado y este proceso ha de continuar a medida que se desarrollen nuevos enfoques económicos, sociales y políticos. A lo largo del tiempo, desde la declaración de Alma Ata, se han venido planteando estrategias y se han definido diferentes aspectos para la atención oportuna de las poblaciones. Sin embargo, se han quedado en los archivos, puesto que nuestro país aún no avanza en ellos. Y es que APSR funciona y se consolida en el nivel de atención, proyectando la promoción de la salud y la prevención de las enfermedades como un hecho constante.

Deben garantizarse al máximo: El acceso y la cobertura universal, la atención integral e integrada, enfatizar la promoción y la prevención, atención apropiada a todos los grupos de edad; debe existir una política de orientación familiar y comunitaria y debe además tener un recurso humano apropiado en un equipo integral.

Limitantes. Me atrevo a decir que parte de la crisis institucional a nivel de la CCSS radica en los modelos de atención que actualmente existen, pagando de más por curar la enfermedad y limitando la promoción y la prevención de la salud, que es bien sabido, es absolutamente más barata y funcional. Si bien es cierto que hay que valorar nuestros índices de salud, aún faltan elementos que consoliden la APSR en el siglo XXI ya que los años pasan y las poblaciones necesitan mejor atención.

Sin embargo, se sigue pensando en el fortalecimiento del tercer nivel, se deja de lado la atención oportuna de las personas a través de recurso humano capacitado, se limitan recursos al primer nivel, se visualiza y se enfoca a este como el que atiende infecciones de vías respiratorias y diarreas, sin tomar en cuenta que es donde se puede maximizar la atención en diferentes ámbitos de la salud y de la enfermedad, es decir, dejar el sistema hospitalario como el último recurso en el caso de las mayores complicaciones. No deberíamos tener nuestras salas de emergencias abarrotadas de personas sin urgencias calificadas.

PUBLICIDAD

¿Qué hacer al respecto? Los determinantes negativos en la solución de problemas de salud tienen que minimizarse y romperse con acciones conjuntas de todos los sectores y de todos los grupos de ciudadanos.

Hay que brindar educación continua a la población, flexibilizar, por parte de las autoridades, los sistemas de atención del primero y segundo nivel en el proceso de una atención oportuna y de calidad, sin limitar el recurso humano, tecnológico, medicamentos y pruebas terapéuticas; promover estrategias de intervención desde la perspectiva comunitaria y familiar; no permitir “enviciar” las especialidades médicas y dejar de tener una “mentalidad hospitalaria”. La otra parte, y la más importante, radica en los programas de pre- y posgrado de las universidades y el Cendeisss en donde deberían existir elementos que permitan dar una visión al estudiante hacia la APSR y enfocarlo en la atención interdisciplinaria y no solo hospitalaria.

Costa Rica debe ser pionera de la atención primaria renovada; no deben existir ni siquiera pequeñas trabas para su desempeño. Hay que establecer estrategias de atención comunitaria, familiar y domiciliar con una proyección a la persona como un todo y parte del sistema.

  • Comparta este artículo
Opinión

Una verdadera atención primaria de la salud

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota