Opinión

La verdad sobre el sector piñero

Actualizado el 24 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

El sector piñero trabaja en pro de la sostenibilidad de la producción piñera

Opinión

La verdad sobre el sector piñero

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Costa Rica adoptó desde 1986, año en que se iniciaron las exportaciones, un modelo de producción y comercialización de piña fresca. Después de su crecimiento a partir del 2004, no existe en nuestro país una actividad agrícola más vigilada y con instrumentos de trabajo, como los que rigen al sector piñero en lo ambiental y social.

Tanto el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) como la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (CANAPEP), han desarrollado una serie de instrumentos de control en lo ambiental y social, que han venido a fortalecer el modelo de producción, entre ellos: el Manual de Buenas Prácticas de Agricultura, el Programa de Vigilancia Fitosanitaria In Situ, el Sistema Socioambiental para la Producción Sostenible de la Piña, el Manual de Manejo de Suelos Piñeros.

Tampoco se dice nada de la existencia de la Comisión Socioambiental para la Producción Sostenible de la Piña (COSAP) integrada por representantes de la UCR, UNA, MS, MINAET, MAG, MTSS/CSO, Fundación Limpiemos Nuestros Campos, Cámaras de Insumos Agropecuarios, Cámara de Productos Genéricos y representantes de pequeños, medianos y grandes productores.

A esto hay que sumar, que en aras de cumplir con las exigencias de mercado, las certificaciones internacionales de GLOBALGAP –orientada a las buenas prácticas agrícolas; Rainforest Alliance, Tesco Nature Choice y PRIMUSLABS – sobre buenas prácticas de agricultura e inocuidad y responsabilidad social; Ethical Trade Iniciative y SA 8000 Social Acontability–responsabilidad social; ISO 14000 – sobre protección ambiental; ISO 9000 – sobre calidad en los procesos; ISO 14064 – sobre carbono neutro y sobre la Norma Local de Carbono Neutro. Vale la pena recordar la existencia de dos fincas productoras de piña certificadas en Carbono Neutro, únicas en el mundo situadas en zona norte de nuestro país, pero no para el ojo público y sectores que adversan la piña.

Así como existe desinformación por parte de algunos que adversan el cultivo de la piña o no investigan, también desconocen lo que el sector ha venido haciendo durante los últimos cinco años en pro de la sostenibilidad de la producción piñera en Costa Rica.

Trabajo que se ha desarrollado con el apoyo de algunas instituciones del MAG, para fortalecer las buenas prácticas agrícolas y posicionar a la producción piñera bajo estándares internacionales de trazabilidad como lo cita la EWG (Environmental Working Group). Dicha organización, ubicó, en su análisis del 2012, a la producción piñera el puesto número 47 de un total de 49, entre frutas y verduras analizadas, donde el “número más bajo, es el que muestra mayor cantidad de pesticidas”. Esto nos indica que la piña es el tercer producto más limpio en cuanto a pesticidas, al ser el tercero de mayor a menor.

PUBLICIDAD

Finalmente, es importante considerar cerca de 25.200 empleos directos que genera el sector del cual se benefician cerca de 20.000 familias, y que hace al cultivo de la piña para la exportación formar parte de las pocas actividades dinámicas de la economía que tiene presencia en la zona rural, actividad que también genera cerca de 100.000 empleos indirectos. Aunado a esto, se pagaron en el 2011, salarios por cerca de ¢55.000 millones, cerca de ¢15.000 millones a la Caja Costarricense de Seguro Social, ¢2.235 millones en pólizas de Riesgos del Trabajo, contribuciones y donaciones a comunidades por ¢939 millones, así como otras cifras importantes en pago de servicios públicos, transportes, material de empaque, sólo para citar algunos conceptos.

¿Cómo puede ser el sector piñero tan cuestionado, cuando queda demostrada la cantidad de instrumentos de trabajo que lo rigen y los cientos de beneficios que genera a la sociedad costarricense? ¿Qué otros sectores de la agroindustria podrán decir lo mismo?

Sabemos dónde están los problemas, la solución no es aumentar el desempleo en las zonas donde las oportunidades de empleo son escasas, o aumentar la pobreza, o debilitar los programas sociales de las instituciones o debilitar la economía y la competitividad del país.

  • Comparta este artículo
Opinión

La verdad sobre el sector piñero

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota