Opinión

La verdad es el escudode credibilidad del TSE

Actualizado el 09 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

EL TSE es firme en desacreditar las afirmaciones del Sr. Berrocal

Opinión

La verdad es el escudode credibilidad del TSE

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La verdad es el escudode credibilidad del TSE - 1
ampliar
La verdad es el escudode credibilidad del TSE - 1

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), en otros foros de opinión y en el seno de la Comisión Legislativa que investiga el financiamiento de los partidos políticos, ha sido contundente en desacreditar las afirmaciones del señor Fernando Berrocal sobre el conteo de votos en las elecciones del 2006. Como siguen circulando apreciaciones que faltan a la verdad sobre lo sucedido, el TSE insiste –una vez más– en afirmar su falacia.

Nunca se detuvo el conteo de votos. En la propia Asamblea Legislativa, las declaraciones del presidente del TSE, rendidas bajo fe de juramento el pasado 29 de octubre, son enérgicas y claras: “el Tribunal nunca, nunca decidió, nunca ordenó detener conteo alguno, eso era imposible”, “el Tribunal en ningún momento ordenó, ni siquiera valoró suspender el flujo de información en el programa de transmisión de datos”, “nunca se suspendió la transmisión de datos, esa leyenda (') es irresponsable seguirla propalando”.

Verdad de lo acontecido. Finalizada la votación, el TSE recibió, en reporte separado, los resultados provisionales, sobre la base de las actas emitidas por las juntas receptoras de votos. Esa transmisión funcionó sin interrupción alguna hasta las 3 p. m. del día lunes 6 de febrero, incorporándose en el último corte los datos de las 5.451 juntas. De esta manera, el reporte de transmisión de las 712 juntas restantes se conoció durante el conteo manual para el cotejo definitivo.

Los datos de esas restantes juntas no se integraron a los resultados provisionales que se difundieron en ese momento, como se ha señalado, porque “a) no se recibieron los reportes de 438, debido a que, por error, habían sido incluidos en los sacos del material electoral; b) no se pudieron procesar 274 juntas que presentaban desajustes con las bases de datos del TSE, por lo que debía esperarse al conteo manual para su cotejo”(Brenes: 2012).De esto fueron testigos más de 150 funcionarios electorales adscritos al programa de transmisión de datos.

Valga también insistir en que el conteo “voto a voto” se llevó a cabo por mandato de ley, desde 1953 y hasta el 2006, con la fiscalización debida y atenta de todos los partidos políticos en contienda, nunca por imposición o presión alguna.

PUBLICIDAD

Conforme se ha insistido, ningún programa de transmisión de resultados provisionales en el mundo logra cubrir el 100% de las juntas. En el caso costarricense todos los partidos poseían copia, suscrita por sus fiscales acreditados, de las actas de las juntas electorales, incluidas las 712 citadas, con los resultados obtenidos en todas ellas.

Los datos expuestos se reportaron oportuna y fluidamente a los medios de comunicación, partidos políticos y ciudadanía. Incluso, posteriores estudios de naturaleza académica, de una fuente tan neutral y autorizada como lo es el Estado de la Nación, confirmaron la transparencia del actuar del TSE en ese proceso. De especial interés, remítase al estudio De elecciones y cuestionamientos a los resultados (Alfaro: 2007), parte del XIII informe del Estado de la Nación .

Conviene, por la salud de la democracia, no perder perspectiva: el verdadero desafío es la aplicación de la reforma legislativa –que ahora sí tiene dientes– en materia del control sobre financiamiento partidario.

No es válido desviar la atención del tema perpetuando mitos que, a su vez, podrían dar pie a una reforma electoral regresiva, la cual sí representaría una estocada a la institucionalidad democrática.

  • Comparta este artículo
Opinión

La verdad es el escudode credibilidad del TSE

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota