Opinión

¿Cómo va la vida? La OCDE y los parámetros del desarrollo

Actualizado el 17 de junio de 2013 a las 12:00 am

La selección del país para iniciar en el 2015 el proceso de adhesión a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, no es una noticia de menor significación

Opinión

¿Cómo va la vida? La OCDE y los parámetros del desarrollo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La selección del país para iniciar en el 2015 el proceso de adhesión a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, no es una noticia de menor significación. Aunque tardará en concretarse, porque el proceso de adhesión una vez iniciado ha tomado alrededor de tres años a países como Chile, constituye una oportunidad para explorar nuevas dimensiones del desarrollo y promover debates nacionales basados en desafíos de largo plazo y sustentados en información apropiada y oportuna.

Los procesos que se promueven con la incorporación a la OCDE, reconocida como un banco de buenas prácticas y un mecanismo activo de cooperación para el desarrollo, nos permitirán vislumbrar mejor nuestras carencias en materias tan diversas como la calidad de la educación, la salud, la inversión en ciencia y tecnología, las infraestructuras y el medio ambiente. Todo eso no solo en procura de activar acuerdos comerciales o relaciones de intercambio de bienes y servicios, sino, justamente, en pro del desarrollo integral. No es un asunto comercial más, y concierne por lo tanto a toda la Administración Pública y a todos los sistemas estadísticos nacionales.

Involucra, también, un cambio de actitud en nuestras propias valoraciones. Será necesario estar preparados para dejar de vernos como cabeza de ratón (lo que siempre es posible en el contexto de comparaciones de alcance latinoamericano, aunque hayamos perdido posiciones de privilegio en algunos indicadores) y empezar a vislumbrar, desde la cola del león, la magnitud de la brechas que nos distancian de sociedades con mayores logros de desarrollo humano.

Una mirada a los indicadores que explora la OCDE en sus informes recientes puede ilustrar la relevancia de participar en un proceso más amplio de discusión y debate sobre los caminos al desarrollo. Un botón de muestra es el Índice para una vida mejor, desarrollado por la OCDE desde el 2011, como una herramienta para explorar la ubicación de los países analizados a partir de 11 dimensiones.

El índice, con nuevas posibilidades interactivas, permite localizar a cada país en virtud de la importancia específica que cada persona le asigne a una u otra de las dimensiones. Así, por ejemplo, Brasil, el país latinoamericano mejor ubicado en el índice general, ocupa la casilla 4 de menor a mayor desarrollo entre los 36 países listados, superando a Turquía, México y Chile. Pero si se le asigna mayor importancia relativa a la dimensión comunitaria –que dice de la calidad y la frecuencia de las interacciones entre los individuos– entonces gana 2 casillas. Si se observa solo el valor de esa dimensión, Brasil se ubica en la posición 10, superando a países como Italia y Portugal. El sistema permite explorar cada una de las dimensiones y analizar brechas de género en cada uno de los indicadores, incluso comparativamente con datos de otros países.

PUBLICIDAD

A la vista de lo ocurrido con otras naciones, la incorporación plena de Costa Rica a la OCDE podrá demorar varios años, lo que nos da tiempo para empezar a dialogar con los datos y los análisis que promueve la organización.

Vale la pena hacerlo cuanto antes.

  • Comparta este artículo
Opinión

¿Cómo va la vida? La OCDE y los parámetros del desarrollo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota