18 julio, 2015

El 16 de junio, en la 45.° Asamblea General Ordinaria de la OEA, Costa Rica tuvo la gran satisfacción de lograr la elección de su candidata a jueza de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la Dra. Elizabeth Odio Benito.

Este excelente resultado, que obedeció tanto a la sobresaliente trayectoria y las cualidades personales de la candidata como al trabajo cuidadoso y sostenido de nuestra Cancillería, se inscribe en la línea de reforzar la presencia y participación constructiva de nuestro país en todas las instancias del sistema interamericano, que es uno de los objetivos de nuestra proyección política exterior.

Luego del anuncio formal, en agosto del 2014, de la intención del Gobierno de Costa Rica de postular a la Dra. Odio, el equipo de la Cancillería programó y desarrolló varias actividades coordinadas para promoverla.

Como parte de este trabajo se abrieron espacios aprovechando encuentros internacionales formales, por ejemplo, reuniones con jefes de Estado o cancilleres de los países votantes durante la Asamblea General Extraordinaria de la OEA, llevada a cabo en Guatemala, en setiembre del 2014, o durante la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), efectuada en San José en enero de este año.

Igualmente, se pidió a nuestros representantes ante los Estados votantes hacer todas las gestiones posibles para informar a las autoridades locales y lograr su apoyo para esta candidatura.

También se organizó una presentación oficial de la Dra. Odio a los diplomáticos del exterior acreditados en nuestro país, en noviembre del 2014, así como una gira de la candidata (quien cubrió todos sus gastos) a la Organización de Estados Americanos, en marzo de este año, para exponer su trayectoria, ideas y plan de trabajo.

Ejemplo de organización. Sin pretender ser exhaustivo en cuanto a las acciones emprendidas, nuestro cuerpo diplomático acreditado en el exterior, así como el que está en funciones en el Ministerio, aprovechó todas las oportunidades para promover el logro de esta meta.

Sea propicia esta ocasión para dar reconocimiento a todos los funcionarios de la Cancillería que, además de colaborar y aportar todo su empeño, dieron un ejemplo de organización, planeamiento, visión y compromiso con una importante meta institucional y nacional.

Durante la sesión de la tarde del segundo día de la pasada asamblea de la OEA, cuando el recuento de los votos llegó al punto donde su triunfo estaba confirmado, doña Elizabeth tuvo un gesto que la retrata de cuerpo entero: su primer comentario privado a los miembros de la delegación nacional no fue de celebración, sino una reafirmación de su compromiso con las víctimas que han sufrido violaciones de sus derechos humanos básicos y de su propósito de contribuir a garantizarles el acceso a la justicia.

Minutos después, cuando se leyó su nombre entre los jueces elegidos, la sala le brindó una calurosa ovación que nos llenó de emoción a todos los presentes, porque fue un reconocimiento espontáneo a las importantes contribuciones que ha brindado ya, en ese ámbito.

Por su trayectoria y su compromiso con la protección de los derechos de los más vulnerables, no dudo que la Dra. Odio logrará hacer aportes significativos durante su paso por esta instancia judicial internacional de relevancia.

Además de un reconocimiento a una distinguida persona y gran jurista costarricense, para nuestra Cancillería su elección reafirma nuestra voz en el mundo y el sólido compromiso de nuestro país con el fortalecimiento de las instancias internacionales que buscan proteger los derechos humanos, denunciando abusos donde ocurran y, especialmente, velando por las víctimas.

Manuel A. González es el canciller de Costa Rica.