Nuestros funcionarios deben “manejarse” con soltura en la telaraña de Washington

 22 diciembre, 2016

Las diferencias entre Trump candidato y Trump presidente pueden ser importantes. No tenemos una bola de cristal para saber qué pasará. Sin embargo, existe mucha incertidumbre acerca de lo que nos espera de su administración en el futuro cercano.

Los peligros para el país pueden ser significativos. Ante las nuevas circunstancias, Costa Rica debe llevar a cabo al menos las dos siguientes tareas con carácter de urgencia.

En primer lugar, prestar especial atención al desarrollo de los acontecimientos en Washington. Este seguimiento es necesario, pero está lejos de ser suficiente.

En efecto, el país no solo debe observar. Es indispensable actuar de manera claramente proactiva. Para ello es necesario, sin duda, reforzar la presencia en Washington. A esta decisión se le debe prestar atención cuanto antes.

Nuestros funcionarios deben “manejarse” con soltura en la telaraña de Washington (Casa Blanca, Senado, Congreso, relaciones exteriores, comercio…) sin complejos, pero sí con aplomo y con los pies sobre la tierra. Necesitamos funcionarios capaces de establecer una tupida red de relaciones no solo oficiales, sino también, y quizás más importante, otras de carácter informal. Entre ellas muy especialmente con miembros del Partido Republicano.

La acción de Costa Rica debe ser parte principal de la tarea de los países miembros del TLC (Cafta) en Washington.

En segundo lugar, es imprescindible poner especial empeño en sacar adelante la agenda para aumentar la productividad y mejorar la competitividad de nuestras exportaciones de bienes y servicios.

Es muy necesario crear las condiciones internas para lograr una mayor inserción de la economía nacional en los mercados internacionales.

La atracción de inversiones extranjeras directas de otros países, además de las de Estados Unidos, así como la diversificación del destino de nuestras exportaciones, deben desempeñar un papel de primer orden. Se trata de prioridades indudables.

La incorporación de Costa Rica a la OCDE y la participación en la Alianza del Pacífico deben considerarse como pasos esenciales del esfuerzo nacional.

El autor es economista.